El equipo de www.qvo.es ofrece su más sentido pésame por las víctimas del COVID-19 a las familias, por eso muestra desde el inicio de esta terrible Pandemia un lazo negro en todos sus post.

El Comité Olímpico Español (COE), representado en la figura de Alejandro Blanco, su presidente, anunció ayer en el Canal 24 H., que la candidatura española para los Juegos Olímpicos de Invierno para el 2030, sigue adelante con optimismo y que se va a conseguir con el proyecto conjunto “Pirineos 2030” que se está desarrollando.

La noticia no tendría nada de particular para los profanos del deporte blanco, ya que todos saben, profanos o no, que existe una larga tradición en la práctica de los deportes de nieve, tanto en el Pirineo Aragonés como en el Pirineo Catalán. Es más, el proyecto resulta más que atractivo a todos los niveles: Inversiones, Turismo, mejora de Transportes, infraestructuras y telecomunicaciones, en fin, todo lo que conlleva la organización de un evento deportivo de dimensión mundial.

Pero la cosa se complicó cuando se consultó a sendos mandamases políticos de las comunidades autónomas afectadas. Surgió una lucha política entre ellas hasta parecer inviable dicha candidatura conjunta. Pero no era una lucha típica por conseguir mayor protagonismo, o ventajas a la hora de recibir apoyos y ayudas económicas, sencillamente la razón estriba porque el deporte también se usa como arma política en las disputas entre comunidades y éstas con el Gobierno, confundiendo y entrometiéndose los intereses políticos en todo ámbito imaginable.

Pere Aragonés seguía la postura independentista y pretendía organizar los juegos íntegramente en Cataluña o, de verse acorralados, retirar de la candidatura a su territorio. y Javier Lambán aseguraba que para nada necesitan de la parte catalana para organizar unos Juegos más que dignos en Aragón. De nuevo los políticos se entrometen, y una candidatura que surgió “idílica” de dos comunidades que deberían ser hermanas, compartiendo esfuerzos e ilusiones, que seguro es el sentimiento de deportistas y ciudadanos de ambos pueblos, llegan los políticos a enredar con sus vindicaciones e intereses.

Así que las conversaciones entre el COE y los representantes políticos dieron al final fruto y se corroboraba con el anuncio en el día de ayer de su presidente. El proyecto se llamará “Juegos Olímpicos de Invierno Barcelona-Pirineos 2030”, y ya se conoce uno de los rivales más poderosos con los que competirá España para organizar estos juegos, la ciudad canadiense de Vancouver, que ya los organizó en el año 2010.

También queda por conocer cómo se distribuirán las zonas para competiciones y qué pista será la central, así como el recinto olímpico a disputarse las pruebas en pista cubierta. Aunque todos nos hacemos una idea más que aproximada: el que lleva nombre de un santo mártir. Jaca se ha presentado hasta en cuatro ocasiones como sede de grandes eventos y también como candidata olímpica, pero nunca lo ha logrado en solitario.

Pero no quiero precipitarme porque queda mucho trecho y mucho político que sortear. Además, todavía queda pendiente una reunión entre los dos presidentes autonómicos para dirimir diferencias y no sólo para decidir sobre el trabajo conjunto para este proyecto olímpico. Incluso no se ha reafirmado el nombre definitivo de la candidatura, pues el presidente Lambán propone que se incluya también el nombre de Zaragoza, que quedaría en una “Barcelona-Zaragoza-Pirineos 2030”. Pero ya el presidente Sánchez «entregó» el mando de la Candidatura a Pere Aragonés en su última reunión con él. Estos políticos… Para el próximo día 28 de febrero se tiene como primera reunión con el COI para que tres técnicos de Aragón y tres de Cataluña presenten dicho proyecto conjunto. Suerte, pues necesitarán mucha.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.