Si existe un evento musical que trascendió a lo largo y ancho de todo el mundo, ese fue el Festival de Woodstock, celebrado entre los días 16 al 18 de Agosto de 1969, precisamente porque resultó algo más que una reunión de artistas, más o menos buenos y famosos de la época, ante un numeroso público más o menos movilizado, sino que supuso toda una revolución política y artística de una generación que solicitaba urgentemente un “cambio” de la clase dirigente del momento en EE.UU. y el resto de países democráticos por extensión, resultando una manifestación artística que quedaría en la memoria colectiva durante décadas y, paradójicamente, significó el principio y fin de la generación hippy, que “sobrepasó” los límites del concepto para convertirse en otra moda más. Sería el primer Macro-Concierto de la Historia, y nunca antes se había reunido a tantos espectadores, alrededor de las 500.000 personas, aunque muchas fuentes opinan que bien pudieran ser un millón si contamos los tres días y desplazados que ni llegaron, tal y como se computa actualmente en este tipo de Festivales.

Video-Historia resumida de cómo comenzó Festival

Como todas las grandes cosas que sorprenden de nuestro planeta, una sucesión de casualidades acabaron en algo mítico. La idea de partida nunca supuso un festival con centenares de miles de espectadores. La idea inicial partió del joven Michael Lang, que quiso desde un año antes al menos, realizar un evento musical “innovador”, un Festival que reuniese a varios artistas locales, con alguna contribución de alguna banda famosa, en sus terrenos familiares localizados en Woodstock. Pretendía con ello hacer negocio y labrarse una reputación, pero le faltaba lo fundamental para realizar su proyecto: el dinero, esa pequeña inyección económica que todo negocio necesita para prosperar.

Lang comenzó a contactar con conocidos y promotores para llevar a cabo su idea, pero no consiguió nada en firme hasta que conoció por casualidad a John P. Roberts en una fiesta, que a su vez estaba acompañado por su inseparable amigo Joel Rosenman. John estaba podrido de dinero, pues era el heredero de la fortuna “polident”, y su amigo poseía esa visión “grandiosa” de los negocios. Ambos estaban ociosos, viajando en una moto de fiesta en fiesta, hasta que Lang les habló de su proyecto. Amigo de Joel, Arti Kornfeld sería el cuarto participante en la fundación del mítico festival, con los conocimientos técnicos suficientes para asesorar y producir un gran evento al aire libre. La idea era montar una fiesta multitudinaria para veinte o treinta mil espectadores, así que se trasladaron a los terrenos de Lang para comprobar posibilidades.

La primera casualidad unió a Lang con John, pero la segunda no sería menos importante, ya que sus tierras no parecían aptas para albergar más que unos miles de personas y además, en el pueblo de Woodstock no consiguieron los permisos para el concierto. Así que John alquiló una gran extensión a 64 Kms de distancia, en el Lago Bethel, en la granja de Max Yasgur. Mientras tanto, los contactos de Joel y Arti ya confeccionaban carteles y contrataban artistas, poniendo la maquinaria de venta a funcionar, un concierto que costaría al espectador 18 dólares de la época, muy caro para ser un concierto de seis o siete grupos, pero un regalo para lo que terminó siendo.

Otra casualidad que se dio fue la respuesta positiva de los artistas invitados. Los fundadores jugaron la baza de un lema para su cartelería: Paz y Amor, y con ese pretexto pretendían captar la atención de público pero también de los artistas que por su caché, les resultaban inalcanzables, pues John era rico pero no tonto. La idea surgió al conocer que Bob Dylan residía en Woodstock. Sería de los primeros en recibir la invitación, pero éste la rechazó. Del mismo modo Robert Plant y Jimmy Page se negaron para que estuviese Led Zepelin, ni los Beatles por problemas políticos. The Doors no fueron aunque en un principio aceptaron. Pero sorpresivamente, los demás accedieron, desde The Who, Sweetwater, Jefferson Arirplane, Joan Baez, Joe Cocker, un joven Carlos Santana, Neil Young, Janis Joplin, Jimmy Hendrix, etc., convirtiendo el cartel en un reclamo de estrellas que eclipsaron a los primeros grupos contratados y de los que tuvieron que prescindir por cuestiones de tiempo la mayor parte.

No faltan las leyendas ni las decenas de anécdotas entorno a este mítico festival. Aquí entra otra de las casualidades de las que os hablo: el clima. Ese agosto del 69 fue lluvioso y la temperatura ambiental hacía soportable el día. Imaginaros un agosto a 30º como mínimo, sin servicios médicos suficientes, y con un personal diseñado para acoger a unas decenas de miles de personas solamente. El clima acompañó y permitió que no se registraran desgracias personales más allá de un mínimo “controlable”. Principalmente porque los asistentes llegaron con el estigma de Paz y Amor y la No Violencia bien grabada en la mente. La leyenda nos habla de una lluvia de LSD y otras sustancias psicotrópicas lanzadas desde aeronaves, de que todos los asistentes consumían toda clase de drogas y pasaban las horas practicando amor (sexo) libre, incluso los más próximos al escenario, que aquello fue un festival de “psiquiátrico”, con miles de personas defecando y orinando por todas partes y con episodios continuados de violencia gratuita, llegando a una policía desbordada miles de denuncias.

En efecto, ocurrieron episodios aislados de violencia gratuita, pero otra cosa distinta, con más de medio millón de asistentes amontonados en un mismo lugar, no serían personas, pues no es raro que alguien se sienta “invadido” en algún momento y se le crucen los cables. Alguna pelea aislada ocurrió y ocurrirá siempre en los grandes eventos multitudinarios. Se registraron tres muertes en esos tres días, una por sobredosis de heroína, otra por una rotura de apéndice y un aplastamiento de una persona que se quedó dormida debajo de un coche. Para la cantidad reunida, me parece que fue todo un éxito en ese sentido, ya que las muertes no tuvieron que ver con una mala organización del evento. El ambiente que se respiró fue siempre de paz y armonía, y contra la Guerra de Vietnam. En cuanto a las drogas, decir que circuló más que en otros festivales no sería equivocado decirlo, pero en todos circulan. Decir que todo el mundo estaba drogado y alcoholizado, esa es otra cuestión, como decir que todos practicaban sexo sin descanso con el primero que tenían al lado. Existen numerosas copias del concierto y no se vislumbra pareja o grupo realizando sexo, al menos entre las decenas de miles de personas más próximas al escenario.

Lo que no se puede discutir es la repercusión (con mucha presencia y polémica en los medios) que este festival consiguió inmediatamente en los Estados Unidos y de rebote en el resto del mundo. Nixon tuvo que modificar significativamente su política nacional e internacional. No solo se convirtió en Cultura todo lo relacionado con la moda Hippy, sino que abrió la perspectiva a todos en general para una nueva forma de protestar y que ha continuado hasta nuestros días: los festivales benéficos y de protesta contra regímenes políticos o injusticias sociales. Todos siguen desde 1969 las directrices marcadas por el Woodstock Festival.

Cerró Festival Jimy Hendrix

El Festival conmemorativo por el 50 Aniversario de Woodstock se va a celebrar en el Parque Watkins Glen, situado a unos 400 kms de la Ciudad de Nueva York. Pero todas las ciudades importantes de Estados Unidos y Europa, también algunas de Japón, aportarán actividades para conmemorar aquel acontecimiento inolvidable, en forma de exposiciones artísticas y festivales de música y danza.

El Cartel de este año resulta espectacular, como todos los Woodstock celebrados. En el del año 1973, estando fresco en la memoria el primero del 69, acudieron la friolera de 600.000 espectadores, batiendo récords de asistencia. Además de Santana, actuarán The Killers, Miley Cyrus, The Raconteurs, Robert Plant, Jay-Z y hasta 70 artistas y grupos de los más variados estilos musicales. Esta vez si, la organización está preparada para un evento de tal magnitud, pues se espera que en esta fecha tan emotiva, se superen todos los récords de asistencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.