Llevamos cuatro décadas soportando el adoctrinamiento político a toda escala de que seguimos el camino correcto y de que no existe una alternativa mejor de gobierno y administración que el actual. Los políticos han conseguido su meta: mantenerse en el poder y enriquecerse ellos y sus descendientes y allegados. Para ello, poco a poco, han ido sobornando o suprimiendo, paradójicamente con el dinero público, al estamento militar, judicial y los medios de comunicación. Una prueba de este acaparamiento del poder lo podemos «intuir» en la omisión de noticias que no encajen en este sistema bien orquestado por los actuales dirigentes que, impunemente, transgreden la Ley y la Constitución, incumpliendo promesas y preceptos por ellos mismos proclamados.

Solamente tenemos que observar las últimas manifestaciones públicas del actual Presidente del Gobierno Español, prometiendo rebajas en la Energía y carburantes, y asegurando que nuestra economía está siguiendo un camino al alza, falseando cifras y omitiendo la realidad, que no es otra que el desastroso estado económico tras dos años de desamparo de la población española. Asegura este señor que las Ayudas en estos dos años, “son las mayores en la Historia de España”, en forma de préstamos ICO y otras invenciones, para unos fondos que ningún empresario medio ni autónomo ha recibido ni recibirá. Eso sí, empresas audiovisuales como Secuoya, productores de series como “Pedro Sánchez” (4 capítulos formato documental), recibieron más 20 millones de euros en crédito ICO. Pero no se atendieron, entre otras muchas, las solicitudes para la famosa Renta Básica desde dicha fecha, siendo una limosna repartida a menos de 1/3 de los solicitantes desde que entró en vigor. Hace ya varios años que los millones de funcionarios, sencillamente, no atienden al público, ni siquiera en Sanidad, pero todos cobran religiosamente sus desorbitadas nóminas.

Podría seguir con una lista interminable de sandeces y promesas incumplidas por estos políticos, que no se cansan de mentir. Lo más curioso es que salen impunes, ni se les pide cuentas de sus malas praxis, simplemente controlando los medios de comunicación más influyentes, escapando libres de sus fechorías.

Por contrapartida a la Izquierda que gobierna ahora, una famosa Presidenta de una Comunidad dice: “en Madrid no hay clases sociales, nadie está pendiente de lo que cobra uno o el otro”. En efecto, la contradicción llega a lo máximo de la ambigüedad con frases tan poco afortunadas porque ambos, Izquierda y Derecha se confunden y confunden a todos con sus discursos vacíos y contradictorios, con el único propósito de que escuchemos lo que queremos oír, para luego no obtener ningún resultado positivo de ello.

El pasado 30 de Abril del 2022 se convocó una gran manifestación contra los políticos en Madrid, manifestación a la que acudieron miles de personas de todos los rincones de España. Durante la marcha que partió del Teatro Reina Victoria se vitorearon lemas en protesta contra éstos, pero si buscáis por internet, no encontraréis información, ya que «no interesa» que la verdad se conozca. Se puede tener razón o no, pero suprimir la opinión pública está en contra de nuestro fundamento social. La ignorancia del Pueblo fue y es el principal motivo del estancamiento de todas las civilizaciones, y ese es el camino verdadero que estamos siguiendo, y no el que prometen los políticos. La Prensa tiene la obligación de informar, tiene la obligación de contar objetivamente lo que ocurre en la calle, o al menos buscar dicha objetividad, pero hace ya muchas décadas que se vendió por dinero, como todos los demás estamentos. Así que los políticos campan a sus anchas: aquí, en Alemania, en Rusia, y en todo el mundo.

A la cabeza de la manifestación MRPE contra los políticos marchaba “un abogado contra la demagogia”, Aitor Guisasola Paredes, principal convocante, dirigiendo en persona la manifestación arengando y justificando a golpe de megáfono la protesta. Antes de la marcha hubo una concentración en el Teatro Reina Victoria. En el escenario se escucharon las voces conferenciantes de Aitor Guisasoloa, Mari Carmen Giner y Nauzet Morgade. Entre las 10:00 y las 14:00 hablaron sobre el panorama socio-político español, sus contradicciones y también sobre algo preocupante: los actos y hechos políticos que transgreden la legalidad y la Constitución Española.

Sobre las 17:00 arrancó la marcha de protesta que recorrió la Carrera de San Jerónimo, pasando por Sol, Callao, Gran Vía y Plaza de España. La idea de “alborotar” a las puertas del Congreso no “cuajó”. Los lemas los podéis seguir en el video que os comparto al final del post.

El Estado Español, de puertas para adentro, es un aparato sin sentimientos ni orientación política. Si antes fue otra cosa, en la actualidad es un ente recaudador, rediseñado para que los distintos partidos políticos apliquen sus medidas recaudatorias. El Estado no tiene ya capacidad de crear empleos, de impartir Justicia, no tiene sentimientos, y es algo que debemos tener claro ya de una vez por todas. El Estado no “somos todos”, no ayuda a nadie, pues se ha convertido en el instrumento que aplica el servilismo al ciudadano, a cada uno de nosotros.

Pero si el Estado de puertas para adentro no tiene escrúpulos, hacia afuera, en el conjunto de los demás Estados, todavía tiene menos sentimientos. Cuando medimos nosotros los Estados por su riqueza, cultura, peso histórico, en realidad debemos medirlo por su Poder y situación en el equilibrio de fuerzas mundial. Cada país masacrado por la guerra desde la Segunda Guerra Mundial, desafió en su momento dicho equilibrio de fuerzas, de modo que no es cuestión de valores ni religión, ni tampoco de nombres propios, debemos tener en cuenta que los acontecimientos siguen una inercia basada en el Poder, y no se basa en el capricho puntual de un mandatario.

Curiosamente dicho equilibrio lo podemos observar en el mapa-mundi como una especie de “materia contra anti-materia”. China-India. Al lado opuesto: China-Japón. En Europa: Occidente-Euroasia. Esos ejes primarios establecen el equilibrio de fuerzas, que en los últimos cien años “manipulan” los Estados Unidos de América, como una fuerza mayor que, en teoría, comanda Occidente. Observamos la Guerra ruso-ucraniana como un enfrentamiento de valores e ideales políticos, pero la verdad es que nada tiene que ver la orientación política ni los ideales, más bien resulta un ejercicio de poder para no perder fuerza en el equilibrio mundial.

Si España fue durante casi tres siglos determinante en el equilibrio de fuerzas mundial, a saber desde el siglo XVI hasta que propició la Independencia de los Estados Unidos a finales del XVIII, su lugar actualmente ni siquiera es simbólico, resulta casi insignificante. Lo mismo les ocurre a los británicos, que ya pasaron sus años gloriosos. Lo importante es no engañarse con los valores. Pueden estar los países gobernados por políticos de derechas o izquierdas, por religiosos o laicos, pero todos ellos sacrificarán millones de vidas sin dudarlo, con tal de permanecer en una situación de poder el mayor tiempo posible. Estados Unidos está sufriendo pérdida de hegemonía. Ya observa que otras potencias los superan económicamente, que China y Rusia son amenazas reales y no simbólicas, así que necesita un ejercicio violento de poder, está preparando otra masacre, en algún lugar inesperado, mientras alimenta de armas a los ucranianos.

¿Qué tiene que ver la manifestación MRPE contra los políticos con esta disertación geopolítica? Probablemente nada, pero es un ejercicio “estadista” para demostrar que la única solución que tenemos las personas corrientes para cambiar el mundo, pasa por prescindir de una vez por todas de los políticos. Si los países ambicionan adquirir poder, consolidarlo y aumentarlo, solamente prescindiendo de los políticos se puede buscar un equilibrio pacífico de las fuerzas. Eliminando a los causantes, cada uno se ocuparía de su bienestar particular, a toda escala. Eliminando los privilegios y siguiendo todos la misma Ley y Justicia, sin excepciones, se conseguirá un mundo mejor para más gente y no para unos pocos. No es una cuestión de valores, ni de orientaciones políticas ni religiones, sino de sentido común.

César Metonio 

El vídeo de la manifestación se ha retirado porque «infringe» la política YouTube, algo de esperar.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.