El equipo de www.qvo.es ofrece su más sentido pésame por las víctimas del COVID-19 a las familias, por eso muestra desde el inicio de esta terrible Pandemia un lazo negro en todos sus post.

A los aficionados del Automóvil nos fascina cada presentación que las grandes marcas hacen de sus prototipos, pues es la meta a medio/largo plazo que se marcan y nos da una clara idea de la línea y tecnología que están desarrollando para sus modelos. El Audi Skysphere es, sencillamente, una pasada. Reúne todo lo que un fanático de las cuatro ruedas puede imaginar, tanto en diseño, en motor como en tecnología. Así que descubramos un poco todas sus prestaciones y del fascinante futuro Audi.

Para empezar, el diseño del Audi Skysphere sigue la línea típica de la marca, mostrando una aerodinámica perfecta, incluyendo un efecto suelo con escasa resistencia, pareciendo salido del túnel de viento, recortándose hacia el interior a medida que el aire avanza hacia la mitad del vehículo, donde se ubican las puertas, aprovechando al máximo la circulación y fuerza del aire, dando de paso un aspecto de lo más futurista a su carrocería.

Pero si el diseño ya agrada, por su aspecto agresivo y deportivo, cuando pasamos a la tecnología es cuando realmente entramos en el Futuro. Si bien la conducción autónoma no es una novedad, si lo es pensar más allá de ella y combinarla con el ser humano. Eso es lo que ha conseguido Audi: combinar ya el presente con el futuro. De hecho, pone en práctica el futuro a medio/largo plazo de la Automoción, reuniendo las soluciones que pueden surgir de futuros problemas.

Si seguimos una conducción autónoma (nivel 4) no hacen falta ni el volante ni los pedales. Tampoco se necesita el espacio acostumbrado que alarga las dimensiones del vehículo, ni una disposición en el interior para una perfecta visión de la calzada. Así que en modo autónomo el vehículo está diseñado para el máximo confort de los ocupantes en la cabina, con una pantalla panorámica que ocupa todo el ancho del salpicadero, pudiendo interactuar con la misma, para ver una película, por ejemplo, mientras el coche circula hasta nuestro destino.

Pero claro, no está muy claro que las autoridades permitan la circulación de coches autónomos a corto/medio plazo. Los coches más audaces son “semiautónomos”, con algunas labores concretas autónomas, pero no una circulación completa. Por eso este automóvil Audi Skysphere se transforma, a una orden nuestra, en un coche deportivo, como un “transformer”, recuperando las dimensiones adecuadas, haciendo brotar el volante y recolocando salpicadero y asientos para convertirse en un deportivo extraordinario.

Este prototipo alcanza sus mayores dimensiones en modo Gran Turismo. Aquí nuestro Audi Skysphere acomoda automáticamente asientos para largos trayectos y reserva algunas funciones analógicas que la electrónica no suele “dominar” a la perfección. Señal de que estos de Audi han pensado en todo. Y es que aquel Hawk de 1930 (estilo Art Decó)  todavía “pesa” en la marca, pensada principalmente para el lujo.

Las ópticas delanteras y traseras son todo un espectáculo de luces LED, modificándose dependiendo del modo de conducción, siguiendo en el modo autónomo todo un lenguaje propio de signos y emitiendo señales para los transeúntes y para los otros conductores.

También se ha pensado en eso que está ahora de moda: el reciclaje por el bien del  medioambiente y el consumo, así que los materiales son los más sostenibles sin abandonar el lujo, y sobresale el aluminio y el cristal “irrompible”. Los motores que lo propulsan son completamente eléctricos, con un eje trasero direccional, suspensión neumática adaptativa, y un tren motriz con un motor eléctrico trasero que se encarga de alimentar únicamente el eje posterior. Su pila (80 kw/h) ofrece una autonomía de 500 kms. Puede desarrollar una potencia de 465 Kw (632 CV), con un par motor hasta 750 Nm. Puede acelerar de 0 a 100 km/h en 4 segundos.

En la página oficial podemos ver ya una berlina de 5 puertas (Grand Sphere) que sigue la línea de este fantástico prototipo, de modo que ya adelantan en la marca que no es uno de esos prototipos que “pasarán” más o menos para sorprendernos y luego descansarán en alguna vitrina de curiosidades. Bien es cierto que su tecnología todavía no está adaptada a los modelos en serie, pero todo depende de cómo se desarrollará la normativa para los coches autónomos y del avance en los motores eléctricos, pues cada día surgen más poderosos, fiables y de mayor autonomía, un campo en el que trabaja a diario el departamento de I+D de esta marca.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.