Año tras año las investigaciones por conseguir energía eléctrica sostenible y que pueda cubrir las necesidades de un hogar moderno mejoran, dejando obsoletos los sistemas que proceden de convertir los materiales fósiles en energía, las caras y peligrosas centrales nucleares y las poco respetuosas con el medioambiente centrales térmicas o hidroeléctricas. Si con un simple aparato que se puede transportar fácilmente e instalar cómodamente con cuatro tornillos, conseguimos energía para cubrir nuestras necesidades, ¿porqué pagar los actuales recibos abusivos de electricidad?

La energía resulta cara, pero lo es por culpa de los políticos, que ya no proceden de la ciudadanía (al menos eso parece), por las resoluciones arbitrarias que toman al respecto. Y no me refiero a España solamente, aunque es el país de todo el mundo donde más se nota la corrupción en este sentido. España es el país del mundo donde más se ha avanzado en las tecnologías de ahorro y aprovechamiento de los recursos renovables, “limpios”: el Sol y el viento. En cambio también lo es en cuanto a tecnologías tradicionales, pues hace escasos días REPSOL ha encontrado en Alaska un yacimiento petrolífero que cubriría las necesidades españolas para 5 años pero, paradójicamente, el crudo servirá para las necesidades de consumo estadounidenses, dejando nuestro panorama energético igual que siempre y con la compañía REPSOL batiendo récords en la Bolsa.


La marca de automóviles TESLA está lanzando al mercado un segundo equipo de baterías que se conectan a dos placas solares y que producen 13 KWh, suficientes para la puesta en marcha del sistema eléctrico de cualquier hogar moderno. Resulta un sistema autosuficiente y de larga duración, permitiendo prescindir de la Red Eléctrica, desconectarse por completo. Probablemente y en poco tiempo, los sistemas autosuficientes serán todavía más reducidos y eficientes, pero los españoles no podemos instalarlos porque a los políticos no les da la gana, gracias a la Ley que se han inventado para proteger al gran monopolio energético del que os hablé hace unas fechas.

Toyota prometió hace un lustro que todos los vehículos de la Tierra funcionarían con energía eléctrica para antes del 2020, de hecho creó varios modelos “vanguardistas” que no sólo circulan, sino que pueden abastecer de energía un hogar, pues son “pilas recargables con ruedas”, pero no observo que los vehículos eléctricos acaparen más ventas en los mercados que los de gasolina. Francia acaba de cerrar varias centrales nucleares y los medios ocultan las numerosas huelgas que en todos los sectores están provocando sus políticos, por las medidas en el campo laboral y energético que están tomando para perjuicio de la ciudadanía. A su déficit energético respondió España vendiéndoles mucha electricidad, pero quien conozca algo el funcionamiento del circuito eléctrico, sabe que ese “préstamo” energético español lo costean los ciudadanos españoles, pagando un 33 % más en sus recibos de luz. Mientras quede petróleo y monopolios administrados por políticos, cualquier invento o innovador sistema para producción de energía “gratis” o a coste mínimo, por muy sostenible que sea, será vetado por los políticos en sus escaños del Congreso. Una pena, porque España sería ahora mismo, la primera potencia mundial energética, desvinculada del petróleo, centrales nucleares y de sistemas contaminantes de producción. En cambio es la única del mundo “libre” que monopoliza en una sola empresa el abastecimiento energético eléctrico de todo su territorio nacional, sin estar nacionalizada.

César Metonio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.