BMW Vision iNEXT

A finales del año 2018 la marca alemana BMW presentó un prototipo de SUV eléctrico, apareciendo internacionalmente en el Salón del Automóvil de Los Angeles en el pasado mes de noviembre. El Vision iNext Concept. La marca está tan convencida de que su nueva línea revolucionará el sector, que lo ha “rebautizado”  con las siglas SAV (en vez de SUV), siglas que significan Vehículo de Actividad Deportiva, toda una declaración de intenciones y de confianza que BMW ofrecerá para sus modelos de finales del año 2020 y durante el 2021.

El aspecto del prototipo Vision iNext resulta llamativo, aunque conserve la línea típica de los SUV. Destacan su amplia parrilla refrigeradora frontal y sus llantas opacas, distribuyéndose numerosos juegos de luces LED por todo el vehículo, convirtiéndolo en todo un vehículo futurista visualmente. La marca asegura que está diseñado para poder fabricarse en las dos nuevas plataformas que construye actualmente, indistintamente del motor que albergue, sea de combustión, híbrido o eléctrico, algo también novedoso en este sector. La plataforma FAAR construirá modelos de tracción delantera y la CLAR para los vehículos de tracción trasera y total, donde se fabricarán la mayoría de los crossover.

Pero lo que sorprende en el Vision iNext es la tecnología que lo equipa y acompaña en todos los sentidos. BMW lleva tiempo desarrollando sistemas de navegación autónoma y piensa adaptar los más avanzados al nuevo modelo de SUV, seguramente comercializado con la denominación iX8. El nuevo Sistema BMW permitirá “soltar el volante” en Autopista, conducir a una velocidad limitada a 130 Kms por hora y dejar un margen de recuperación del control de entre 5 a 10 segundos cuando queramos volver a manejar. No se excluye la figura del ser humano, no “conducirá sólo el automóvil”, sino que permitirá que el conductor se dedique a otras labores mientras el sistema asume el control “temporalmente”. El sistema está preparado de hecho para la conducción autónoma, pero para ser estrictos, debemos llamarla semi-autónoma. Posee dos modos de conducción (en la presentación añadieron un tercero), el “Ease” y el “Boost” que se trata de la conducción dirigida por el ser humano.

La tecnología de un prototipo e incluso su aspecto físico no suele terminar como producto comercial. En este caso, los detalles que nos llaman más la atención del exterior se irán incorporando a los modelos, como son las lunas traseras “futuristas”, que seguirán siendo mayores como las de los modelos actuales, con más visibilidad del exterior. Tampoco veremos las llantas tan llamativas ni los LED que recorren los laterales y la parrilla delantera, pero los diseños de las ópticas serán lo primero que veremos adaptarse a los modelos. También veremos el nuevo sistema de navegación autónoma BMW en casi todos los modelos.

Los modelos híbridos dispondrán de una carga de energía que le permitirá hasta 100 kms de autonomía para su “modo eléctrico”, motores más potentes y fiables que nunca. La nueva denominación iX8 supondrá que el modelo pase a ser el “buque insignia” de la marca y todavía no tenemos referencias de su precio al público definitivo. Similar en tamaño a la gama X5, su precio básico no será menor de los 80.000 euros casi con seguridad. El modelo con motor totalmente eléctrico tendrá una autonomía de 700 kms. Pero volvamos a la tecnología del prototipo Vision iNext pues nos adelanta muchos detalles del futuro BMW.

BMW Vision iNEXT

En el exterior del concept vemos una pintura dorada muy atractiva, pero se basa en un tratamiento de capas muy trabajado para que matice otros colores dependiendo de la luz. Así puede pasar del dorado “oro viejo” al rosado oscuro, con numerosos matices intermedios de color. Posee un techo panorámico que realza la experiencia de la conducción para todos los ocupantes. En el interior encontramos maderas nobles y tela Jacquard de exquisito refinamiento, elaborada a mano y de color purus rosé de su acabado Alcantara. Todo un lujo.

La conectividad es importante, y este prototipo posee dos pantallas informativas orientadas al conductor, pero tan amplias que cualquier ocupante puede informarse sin esfuerzo. Parece “insuficiente” para los ocupantes, pero ahí entra la novedad más sorprendente, pues el iNext dispone de miles de conexiones  a través de su tapicería y maderas que lo convierten en un interior “inteligente”. Tanto en los asientos como en la tabla central, se ilumina la zona que nosotros tocamos. Mediante los gestos táctiles y órdenes de voz, podemos acceder a los distintos controles del ordenador, para informarnos y también accionar determinados sistemas, como el audio, conectarse a la Red o regular la temperatura del climatizador. A esta nueva tecnología de interfaz inteligente, BMW la ha bautizado como SHY-TECH.

A finales del presente año conoceremos más detalles sobre los nuevos crossovers de BMW, sus motores y el precio definitivo, así como el lanzamiento de los primeros iX8, que será probablemente a lo largo del año 2021, pues antes deben estar en funcionamiento pleno las dos nuevas plataformas y luego decidirse por el diseño y equipamiento definitivo. Esperemos que se parezcan mucho a este fantástico prototipo, parecido más a un vehículo espacial que a los que acostumbramos a ver por nuestras carreteras.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.