Los amantes del Cine Western tienen con la película Damsel (Damisela) una buena historia, diferente en muchos aspectos a los tradicionales films del Oeste, con un argumento y final muy de nuestros tiempos, pero sin fantasear en absoluto lo que pudo pasar perfectamente en 1870, época de pioneros y colonos que se encuentran en inmensos territorios, ocupados por indios y una bellísima Naturaleza, pero que deben lidiar también con sus propios fantasmas, compartiendo esos momentos de bondad y honradez con los episodios violentos que permanecen latentes en nuestra especie y surgen a veces para horrorizarnos. El largometraje está catalogado como Comedia y Drama.

En el IMDB está valorada con un 5.6 entre casi 2K opiniones, pero debemos tener en cuenta que la mayoría parten del país de origen de este estilo cinematográfico, donde el nivel de exigencia está muy relacionado con la “tradición” y no son muy amantes de los “experimentos” en su “mayor contribución al Séptimo Arte”. Vamos, es como si ahora alguien quisiese “reinventar” las corridas de toros en la Maestranza. Pero como amante también de este estilo, no puedo dejar pasar la oportunidad de destacar esta película ya que suma al menos dos nuevos elementos al género, ambos muy de moda en estos tiempos. Uno de ellos es el protagonismo de la Mujer como parte «dominante» de las situaciones y con iniciativa propia, y el otro puede ser la «negativa» disposición de los indios, que ahora no son precisamente violentos, ni representan una amenaza y que apenas tienen relevancia en la película.

El que los creadores Nathan y David Zellner (hermanos y que también aparecen en el reparto de manera magistral) “elijan” una perspectiva argumental en espiral, nos recuerda en ese aspecto a Pulp Fiction, y quizás le tenga también cierto aire a las puestas en escena de Tarantino, pero es una comparación algo aventurada y me parece mucho más realista esta película Damsel, rozando incluso el costumbrismo, aunque, repito, su perspectiva parece “machista” y “Feminista” al mismo tiempo, algo que nunca antes he podido contemplar en el Western, donde la Mujer encarna su papel estereotipado salvo en las míticas pelis Calamity Jane y Valor de Ley. Este tipo de desarrollo en espiral lleva a los personajes a un final insospechado pero del todo creíble si nos ceñimos a nuestras costumbres sociales de finales del siglo XIX. En fin, creo que contar más ya sería para analizar las tres partes principales en que podemos dividir el largometraje, algo que me obligaría a explicar el argumento y si no la habéis visto, desvelaría su desenlace.

Está protagonizada por Robert Pattinson y Mia Wasikowska, además de los mencionados directores y un buen plantel de actores secundarios caracterizados a la perfección. Los exteriores se rodaron en Utah y el film está producido por Strophic Production Limited. Fue una producción de bajo presupuesto y se presentó en el Festival de Cine Sundance en enero del 2018 (siendo premiada). Seis meses después se estrenó en los cines de Estados Unidos, pasando a diversas plataformas multimedia para su distribución internacional a través de Magnolia Pictures. Ha recaudado hasta el momento diez veces más que lo presupuestado. Os la recomiendo para “vivir” una del Oeste diferente y muy bien realizada, aunque le falten los elementos que aportan las grandes producciones.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.