Las berenjenas rellenas de carne es un plato muy antiguo y extendido por todo el Mediterráneo y Europa. Probablemente en España ya se probaron cuando se instalaron colonias fenicias y griegas, siendo el cultivo de berenjenas muy extendido en la cultura árabe peninsular desde hace siglos. En los recetarios que han llegado del tiempo de la Romanización, ya se refieren muchas recetas combinando este voluminoso vegetal con carnes o pescados y asados al fuego o al horno. Establecer una localización en España “especializada” en este plato típico resulta muy difícil, ya que casi todas las provincias lo mantienen entre sus recetarios de cocina populares.

Añadir zanahoria y tomate al plato nos señala que la actual receta no puede ser anterior al siglo XVI, de modo que la receta que os muestro es la versión más “moderna” y sabrosa, un compendio de ingredientes casi Universal, pues la berenjena procede del sudeste asiático, extendiéndose hasta la actual Turquía y Grecia por el Oeste. Llegó al resto de Europa en la Edad Media a través de la España Musulmana. El toque de queso parmesano italiano, y el tomate que llegó de América, hace que esta receta actual española le confiera un ámbito casi “planetario”. A las variedades de berenjena más conocidas: la negra y la morada de tamaño alargado, y las redondas de Nueva York y de Almagro (especiales para encurtidos), encontramos una variedad valenciana muy apreciadas, las violetas jaspeadas de Gandía y las listadas de Jávea, además de otras variedades ovoides.

Ingredientes para 4 personas

2 berenjenas grandes

Aceite de oliva

1 zanahoria picada

1 cebolla picada

200 grs de tomate triturado

400 grs de carne picada (cerdo o vacuno)

200 ml de nata para cocinar

1 pellizco de nuez moscada

50 grs (o más, al gusto) de queso parmesano en polvo

Preparación

Cortar el extremo donde se une a la planta. Partir las dos berenjenas por la mitad a lo largo para que nos queden cuatro raciones. Practicar un corte a la parte carnosa sin deteriorar su piel, de forma que la perfile y seguir cortando en forma de dados para poder luego extraerlos con facilidad. Colocarlas en una bandeja y al horno media hora a unos 200º.

Mientras se hornean, pocharemos la cebolla y la zanahoria unos minutos en una sartén con aceite de oliva. Incorporaremos la carne picada y el tomate hasta que esté todo bien doradito y se haya evaporado casi todo el líquido. Apagamos el fuego y sacamos la bandeja del horno. Luego sacamos la carne de las berenjenas y bien picada, la incorporamos a la sartén con la carne. Volvemos a darle fuego y removemos. Cuando vuelva el sofrito a hervir y tras 2 minutos, incorporamos la nata para cocinar y la pizca de nuez moscada. Podemos añadir la sal a nuestro gusto, e incluso una pizca en las berenjenas de la bandeja. Las rellenamos con el sofrito y espolvoreamos abundantemente con el parmesano (se puede usar otro queso a vuestro gusto). La presentación es espectacular, pero todavía lo es más su sabroso sabor. Buen provecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>