Para esos días que cogemos frío y que nos sentimos debilitados no hay mejor remedio que un caldo casero. Tradicionalmente un caldo de pollo se entendía como una especie de Cocido o Puchero, donde las carcasas de pollo y algunas verduras eran los protagonistas del guiso. Siempre se tenía en la despensa o en la olla, siendo un primer plato reconstituyente, servido en un tazón  como consomé y en época contemporánea con pasta: fideo, macarrón, estrellitas, tiburón o la famosa “sopa de letras”, que encanta a los niños desde hace décadas.

La receta para guisar un caldo de pollo al estilo casero que os facilito, se puede considerar la más extendida por el territorio nacional. Lleva los ingrediente típicos tanto del norte como del sur de España, siendo imprescindible el pollo y las verduras y no tanto las especias ni los tubérculos. Cuidado al manejar el caldo. No os recomiendo enfriarlo directamente de la olla, debéis esperar al menos hasta que esté templado para congelarlo, y si decidís sólo enfriarlo a temperatura de 6º/7º, no lo guardéis más de tres días, sobre todo en verano que todo se hace malo enseguida. El caldo recién hecho y congelado después, puede durar hasta tres meses. Existen moldes que lo separa en cubos del tamaño de un tazón, una manera muy práctica de preparar consomés: calentar al microondas y servir.

Ingredientes para unos 5 litros

  • 1 cebolla
  • 1 nabo
  • 2 puerros
  • 1 patata
  • 1 ramillete de apio
  • 2 zanahorias
  • 2 esqueletos de pollo
  • 1 pechuga de pollo de corral
  • 200 gramos de morcillo de ternera
  • 1 hueso de rodilla de ternera
  • Perejil
  • 2 hojas de laurel
  • 4 patas de pollo
  • Pimienta
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Agua

1.- En mi caso que quiero un caldo con un poco de color, comenzaremos dorando la cebolla y un esqueleto de pollo. Poner muy poco aceite para que se dore bien.

2.- Una vez dorado, agregamos los demás ingredientes en la olla express.

3.- Cubrimos con agua y ponemos a fuego fuerte.

4.- Ahora llega una parte importante, desespumar el caldo. Los huesos van a soltar una espuma que debemos de quitar. Con la ayuda de una espumadera la quitamos poco a poco.

5.- Una vez desespumado, cubrimos con la tapa y dejamos cocer en la olla express a fuego medio durante 40 minutos.

6.- Una vez terminada la cocción colamos la mitad del caldo y agregamos un poco más de agua a la olla. Ponemos a cocer la olla durante otros 20 minutos. Esto lo haremos porque con los huesos podemos sacar más caldo. Una vez terminada la segunda cocción colamos el caldo y lo mezclamos con el primero. Dejamos enfriar, desengrasamos y congelamos o comemos con unos buenos fideos.

Receta extraída de recetasdecocina.elmundo

En el video siguiente os muestro una manera sencilla de preparar un caldito, muy similar a mi estilo, suprimiendo muchos de los ingredientes de la receta principal, ya que se admite cualquier verdura que os guste y se puede suprimir las que queráis. Lo único imprescindible es el pollo (y las verduras que más os gusten).

Si te ha gustado este post, contribuye al mantenimiento de qvo
simplemente clicando una vez en la publicidad, gracias.

Sheila Senabre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>