El Restaurante de Quique Dacosta en Denia ha conseguido todo lo que un chef puede soñar: tres estrellas Michelín y tres de la Guía Repsol, ser considerado “El Mejor Restaurante de Europa” en los años 2012 y 2013. Antes conseguiría, en 2005 y 2009, el Premio Nacional de Gastronomía. Además debemos añadir su estrella Michelín concedida a “El Poblet”. Pero Quique no se detiene aquí, sigue buscando nuevas propuestas, como su nuevo restaurante Llisa Negra, inaugurado en Noviembre del 2018 en Valencia, una propuesta que merece la pena conocer, ya que este creativo de la cocina no deja indiferente a nadie, sea amante de la gastronomía más refinada o simple aficionado a la Cocina.

Llisa Negra, según escuché en una entrevista al propio Quique Dacosta, es un nombre inspirado por una ocurrencia de su hija, pues le iba rondando por la cabeza algún título apropiado, hasta que escuchó la sugerencia y le gustó. Está situado en la calle de Pascual i Genís, no muy alejado de la Plaza del Ayuntamiento. Estamos acostumbrados a los magníficos arroces y comidas típicas mediterráneas de este chef y empresario, nacido en Jarandilla de la Vera, en la provincia de Cáceres, pero los creativos siempre van más allá y, aunque siga ofreciendo suculentos platos del rico repertorio que lo han hecho famoso, en su nuevo Restaurante propone otra alternativa, nacida de las distintas propuestas gastronómicas que ha ido experimentando en todos sus restaurantes, como por ejemplo el “Mercat-Bar”, que también abrió en la capital del Turia.

Llisa Negra ofrece “Cocina de Producto”. Dacosta Nos tiene acostumbrados a que sus proveedores no disten más de 75 kms de su restaurante. Caben casi todas las técnicas: parrilla, a la brasa, incluso al fuego directo, pescados salazones, etc., así que nos recuerda bastante a la filosofía gastronómica japonesa pero al estilo valenciano. De Oriente incluso nos llega, además del minimalismo extremado, ese espacio que cocineros y comensales comparten sin ningún secretismo, algo que solamente los chefs de confianza plena son capaces de proponer.

Hortalizas y verduras en general provienen de la Huerta de Valencia, así que piensa darle mucho protagonismo. Los cárnicos vienen de más lejos, pues prefiere para sus clientes el rico vacuno gallego y la presa ibérica de Joselito. Seguirá ofreciendo la paella valenciana auténtica, pero también distintos arroces, los alicantinos en concreto (a banda, negro, etc), que lo han hecho famoso. También se ha surtido de una rica bodega, con firmas nacionales e internacionales, y para el postre, prefiere los dulces tradicionales pero con su toque personal. Así podemos pedir un flan de nata o variados suflés de chocolate hechos al momento.

No hace falta decir excelencias sobre el ambiente cosmopolita y abierto de la ciudad de Valencia, aire que Quique Dacosta quiere respirar y transmitir a su vez con su propuesta, siempre interesante, del Restaurante Llisa Negra, todo un homenaje a la cocina valenciana tradicional y también a la Cocina Moderna, en un costel dedicado a la Gastronomía que bien vale la pena disfrutar, aunque sólo sea un día en la vida.

 

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.