Viktoria Modesta es una artista de la canción, una pop-star que irrumpió en la escena internacional en el año 2012, y guarda una particularidad que al principio le supuso un gran escollo para su carrera, pero que salvada la barrera social, le ha permitido ser el modelo a seguir de miles de personas y admirada por millones. Viktoria está considerada como la primera artista biónica del mundo, aunque no es la primera persona que triunfa en el mundo de la escena y la música con una discapacidad.

Viktoria Modesta Moskalova nació en el año 1988 en Letonia y en el Hospital de la localidad de Daugavpils sufrió una negligencia médica durante su nacimiento en la que quedó muy deteriorada su pierna izquierda, hecho que la obligó a pasar largas sesiones de clínica durante toda su infancia. Ya como residente en Londres, comenzó su aprendizaje musical en el año 2002 y justo un año después, con 15 años, destacaba en el mundo de la Moda. Justo antes de cumplir los 20 años tomaría la decisión de su vida: seguir con el calvario de los dolores e incomodidades de su pierna, disimulando como bien pudiera el resto de sus días, o amputar el miembro y recomenzar con nuevos horizontes. Tomó la última opción, sabiendo que se le cerrarían muchas puertas, pero nunca se rindió y siguió luchando.

Sus apariciones en las revistas Bizarre y Skin Two luciendo ya su pierna biónica dan nota de ese esfuerzo de Viktoria por hacerse un lugar en la Moda. En 2008 posaría para el retratista-fotógrafo James Stroud y acabaría exhibiéndose en la National Portrait Gallery. Además destacaría por su maquillaje y adornos cutáneos de creación propia que fueron muy bien recibidos por los profesionales y público en general. Un año después colaboraría con el músico Nick Hodges para el lanzamiento de su primer tema “Jane Bond”, hasta conseguir su “independencia” musical en 2012. En diciembre del 2014 lanzaría “Prototype”, presentándose ya como la “primera artista pop biónica”.

Quizás el más famoso de los artistas con discapacidad es Rick Allen, también británico, que toca la batería nada menos que en la banda de heavy metal Def Leppard, desde el año 1978 hasta la actualidad, gracias a una batería electrónica que combina los pies y su único brazo, de forma que puede realizar todos los sonidos que requiere cada composición musical. Sufrió un accidente de tráfico en 1984, siendo ya batería del grupo, que le ocasionó la amputación del brazo izquierdo, pero no se rindió, adaptando la tecnología a su nueva anatomía.


El físico en los artistas de la Escena: cantantes, actores, modelos, etc., resulta fundamental, pues no es ningún secreto que solamente los guap@s alcanzan la meta. Así quedan en el camino miles de personas que aspiran a un lugar en la cima, pero caen por su físico poco agraciado o por algún defecto. En este último caso, la mayoría de discapacitados ni siquiera intenta hacerse hueco para demostrar su talento y es un error que no debería ocurrir. Si ya es difícil llegar a la meta con un bello físico y con gran talento, las personas que no “completan” dicho perfil deben perseverar todavía más para conseguirlo. Viktoria es una estrella en las pasarelas y su show puede verse en París entre el 3 y el 16 de junio del 2019 en el Crazy Horse, que con el título de Bionic Show Girl, congrega a cientos de espectadores cada año. ¿Viktoria aprovecha su peculiaridad para destacar? Pues claro, pero no como un defecto, sino como un motivo de adaptación admirable, del mismo modo que admiramos a los atletas paralímpicos por ese espíritu de superación.

 

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.