SMILF empezó como un cortometraje de 9 minutos que encantó en el año 2015 a toda la crítica por su hiperrealismo, en un argumento que giraba entorno a una madre soltera y a sus problemas para salir adelante, en un entorno social que todavía se muestra reacio por aceptar situaciones familiares que no se ciñen a la típica pareja con hijos. Frankie Shaw escribió, dirigió, protagonizó y se llevó todos los elogios y galardones, incluyendo el Primer Premio Sundance al “mejor cortometraje de ficción”. Este 2018 ha estado nominada la Serie de mismo nombre, basada en ese corto, para dos Premios en los Globos de Oro, en las categorías a Mejor Actriz de Serie de Televisión y Mejor Musical o Comedia.

La primera temporada consta de 8 capítulos y la Segunda, que se han emitido 2 a fecha de hoy, y pronto el tercero, parará unas semanas pues se están rodando los siguientes capítulos, de lo que se espera una buena cantidad de temporadas, pues está teniendo una más que aceptable acogida entre el público. Está clasificada para mayores de 18 años por algunos diálogos y escenas demasiado explícitas.

El entorno urbano, clase media-baja, los complejos comunes de los jóvenes en la actualidad, también los problemas de los mayores, sin las típicas frases de relleno para evitar las palabras explícitas a la sexualidad; plasmar en tono de comedia hasta las situaciones más deprimentes, resulta sin duda una Serie que no tiene desperdicio, ni tampoco cabida en la puritana y monopolizada Industria del Cine y la Televisión estadounidense.  Parece más bien una serie “Independiente” por sus diálogos y tomas de las escenas en general. Pero esta joven creativa de 36 años, Frankie Shaw, está demostrando que los tiempos “desfasados” de Friends y Sensación de Vivir, si son Series de Ficción y que la realidad nos hace reír por no llorar, mecanismo muy humano para ir sobreviviendo.

La serie se estrenó el pasado 5 de Noviembre del 2017 en USA y tiene una puntuación en el IMDB de 6,7 sobre casi 2k votantes, que no está nada mal, superando a series que están teniendo ahora mucho éxito. Los protagonistas son la misma Frankie Shaw, interpretando un papel con sorprendente naturalidad, su hijo Larry Bird que lo interpretan las dos niñas Reimer, y su expareja Rafi por Miguel Gómez. También destaco el brillante papel de Rosi O´Donell. Producido por ABC Studios, cualquiera que vea por primera vez la serie probablemente la confunda con una serie británica, de cualquier barrio londinense, pero no es este el caso. Confieso que no me gustan este tipo de series “domésticas”, pero reconozco que tiene mucha calidad y que refleja bastante bien nuestros tiempos. En cuanto al tema de su catalogación, que en un principio se situó como serie de Ficción, porque en América “no se vive así”, ni resulta positivo para ellos mostrar esa imagen de “suburbio” y de “marginación social”,  vistas las continuas declaraciones de Frankie Shaw, confesando que su creación está basada en hechos autobiográficos expresados en tono de comedia, han tenido que cambiar la tendencia para clasificarla simplemente de Comedia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>