La película Ant-Man y la Avispa es una de las últimas producciones de Marvel llevadas a la gran pantalla. Aprovecho para dar mi pequeño homenaje al gran creativo Stan Lee, que nos ha dejado a los 95 años de edad, el pasado 12 de Noviembre. La película de que hablamos se estrenaba el pasado verano del 2018 y con un plantel de actores de lo más selecto en todas sus generaciones, destaca por su acción frenética y unos efectos especiales jamás vistos en el mundo del Cine. La producción partía con 162 millones de dólares y la distribuidora Disney ya supera los 625 de recaudación, señal de que no ha pasado inadvertida, a pesar de que no son los personajes más típicos de los superhéroes Marvel.

En el índice IMDB los votantes la han valorado con un generoso 7.2 entre más de 142k votantes y no creo que sea por sus diálogos en trama de comedia, ni por unas interpretaciones de “oscar”, por muy buenos acores que sean, más bien su puntuación alta debemos achacarla a un extraordinario trabajo de efectos visuales, donde se han mezclado trucos básicos de ilusionismo (cuerdas, fotomontajes, manipulación de cámaras, etc.) con las técnicas más sofisticadas de manipulación de imágenes por ordenador. Dichos efectos especiales se han elaborado por un extenso equipo coordinado por  Craig Tex Barnett, Joel Mitchell y al artista Carlos Acevedo al cargo de los efectos visuales.

Dirigida por Payton Reed

Basada en el Comic de Stan Lee (que también fue Productor Ejecutivo), Larry Lieber y Jack Kirby.

Música por Christophe Beck.

Director de Fotografía Dante Spinotti.

Coordinador de los efectos especiales: Craig Tex Barnett, Joel Mitchell y Dan Sudick en la supervisión. Para los efectos visuales se contó con un verdadero ejército de especialistas, destacando a Carlos Acevedo si buscamos a alguien “imprescindible” en esta rama técnica y artística de la película.

curiosidades en el siguiente video

Intentar distinguir lo que es una toma real de una animación es lo verdaderamente difícil en esta película. Todos recordamos la evolución en el cine de los personajes que han caracterizado a Superman, con aquel revoloteo de la capa y la rigidez del cuerpo cuando emprendía el vuelo que, poco a poco, película tras película, los especialistas fueron sofisticando hasta la perfección alcanzada en su última entrega. La fusión del puro ilusionismo con la animación por ordenador, deja a los procesadores y mezcladores como a los verdaderos artífices del Cine de acción hoy en día, pero su reconocimiento, a pesar de los premios y galardones que reciben, siempre queda en un segundo plano, ensombrecidos por los actores principales y el director.

Otra curiosidad de tanta sofisticación en una película con tantos efectos especiales, con vuelos rápidos de los protagonistas, cambios de tamaños constantes de personajes y objetos, todo rodado a gran velocidad y buen resultado visual, resulta “negativo” para este tipo de películas rodadas hasta ésta, ya que pone en evidencia, deja obsoletos los efectos visuales de las anteriores y hasta notamos “errores” que hasta la fecha no habíamos detectado. Es lo que nos ocurría con Superman, cuando notamos una gran diferencia entre la I y la II, pero comparar la I con la IV nos produce hasta risa, convenciéndonos de que “tenía mucho mérito pues no trabajaban con los efectos de hoy en día”. Es entonces cuando una obra supertaquillera se convierte en “clásico”.

Ant-Man sigue siendo el mismo actor que protagonizó la del 2015, es decir Paul Rudd. También repite el actor estelar Michael Douglas en su papel de científico. Los papeles femeninos los encarnan Evangeline Lilly, Michelle Pfeiffer y Hannah John-Kamen, que será una villana con poderes muy particulares. Otro actor destacado es Michael Peña.

Pero no todo va a ser “perfecto” en una saga de ficción. En la película se traspasa ese límite de lo cuántico y está muy bien la imaginación que se ha puesto para desarrollarlo visualmente, pero dudo mucho que a niveles subatómicos, es decir, a niveles de electrones y núcleos de átomos puedan desarrollarse microorganismos, tal y como aparecen en las imágenes para dar más emoción a dichas escenas. Al menos desconozco que algún científico haya encontrado a esos niveles ningún organismo complejo. Desde luego recomiendo la película si os gusta la acción, que no se detiene desde el primero hasta el último minuto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.