El equipo de www.qvo.es ofrece su más sentido pésame por las víctimas del COVID-19 a las familias, por eso muestra desde el inicio de esta terrible Pandemia un lazo negro en todos sus post.

Con 10 años John Anthony Gillis escuchaba música clásica, Rock y Blues, y no le apetecía seguir la corriente comercial de su época. A mediados de los 1980s, en el barrio de Detroit donde residía, los chicos de mayoría mexicana escuchaban Break Dance o hip hop en general, además de la música electrónica más sofisticada del mundo. Pero a él no le interesaba, prefería los sonidos más guitarreros del Punk y Rock de los 60s. Unos años más tarde recibió de regalo su primera guitarra, y su sueño de interpretar y componer se hizo realidad.

John tiene seis hermanos y tres hermanas mayores, así que amigos le sobraban y siempre desarrolló una personalidad independiente. El que sus padres trabajaran para el cardenalicio resulta imprescindible para comprender su atracción por la música clásica. También pasó por una época de monaguillo (hasta interpretó este papel en una película con 12 años), por eso estaba familiarizado con la música orquestal y de órgano. A los 5 años ya aprendió a tocar la batería, así que resulta comprensible su dominio de todos los instrumentos de una banda ya en su adolescencia.

John compaginó los estudios con trabajos en diversas tiendas de la ciudad. Aprendió el oficio de tapicero con Brian Muldoon cuando solamente tenía 15 años. Unos años más tarde abriría su propio negocio, la tapicería Third Man Upholstery. Con negocio propio y sus pinitos como baterista o guitarrista en bandas amateurs y con la del propio Muldoon, las cosas no le iban mal, incluso se casó a los 21 años con Meg White, a la postre, pareja también musical y que los lanzaría a la fama, esta vez con su nombre artístico de Jack White.

El dúo The White Stripes comenzó su andadura en 1997. El ahora Jack White pensó que no resultaba “atractivo” un dúo de “casados”, así que convinieron hacerse pasar por hermanos, pues tenía más “morbo”. Curiosamente triunfaron en el Reino Unido con rapidez. Los encasillaron en el movimiento Underground, contagiando luego a los Estados Unidos y resto del mundo, ahora si, catalogados en el movimiento de Rock Alternativo. A pesar de su divorcio en el año 2000, la pareja siguió tocando hasta 2007, y en el 2011 declararon la disolución definitiva del dúo.

En 2005 Jack se casa por segunda vez con la cantante inglesa Karen Elson y funda el grupo The Raconteurs, junto al músico Brendan Benson y completados por Patrick Keeler y Jack Lawrence. A pesar de sus diferencias creativas y legales con bandas australianas (como Wolfmother, fundada en 2004), donde están tildados de plagiadores (los llamaban «Saboteadores» en la Isla), The Raconteurs inmediatamente recibe el máximo apoyo de la Crítica y son considerados como una superbanda. En ese mismo año Jack White será considerado por la revista Rolling Stones como el “70 mejor guitarrista de todos los tiempos”. Sin duda habrá ascendido en la lista bastantes lugares desde entonces, sobre todo tras el famoso documental «Las tres leyendas del Rock».

En el año 2009 formó la banda The Dead Wheater junto a Jack Lawrence, pero esta vez para tocar la percusión y completó el cuarteto con Dean Fertita y la vocalista Alison Mosshart. Este grupo no obtuvo los éxitos de su anterior banda, pero muestra lo polifacético que puede resultar este artista. De hecho, ha colaborado en numerosos grupos, como el “eterno ensayo” con su mentor Muldoon y el dúo The Upholsterers. Su último álbum ha sido de estudio y en solitario llamado Boarding house reach, grabado en el 2017 y publicado un año después.

Jack White siguió los estudios universitarios, trabajó desde su adolescencia y siempre lo acompañaba algún instrumento musical, música de la que nunca ha prescindido. Domina el piano, la batería, el bajo, la guitarra española y eléctrica, la mandolina y la marimba (especie de xilófono) que se sepa. Además tiene una voz tenor que no está nada mal por su característico timbre. Por si fuera poco, posee talento interpretativo y ha colaborado en el Cine, debutando incluso antes que como músico profesional, con al menos siete apariciones en distintas películas. Por ejemplo, interpretó a Elvis Presley en el año 2007 en la película Walk Hard.

En fin, en el documental rodado en el año 2008 sobre “las tres legendas del Rock”, cuando se reunió a los tres mejores guitarristas de tres generaciones distintas, se sitúa a Jack White a la altura nada menos que de Jimmy Page y The Edge. Con esto creo se dice todo.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.