El equipo de www.qvo.es ofrece su más sentido pésame por las víctimas del COVID-19 a las familias, por eso muestra desde el inicio de esta terrible Pandemia un lazo negro en todos sus post.

Existe en la localidad de Ibi una curiosa celebración invernal todos los años, Els Enfarinats, que coincide con el Día de los Inocentes, cuando ocurre una batalla urbana entre dos bandos a modo de representación escénica y que resulta cómica, pero con momentos de violencia y estropicio. Todo acompañado con la sonoridad típica levantina, que no es otra que la de petardos y cohetes (hasta cañonazos), que le confiere más dramatismo y acción a la batalla.

Ibi se encuentra en la mitad Norte de la provincia de Alicante, en la Comunidad Valenciana, y es famosa por su industria juguetera y por sus ricos helados. Aunque ya no se fabrican tantos juguetes como antaño, es un pueblo que ha sabido reconvertir esta actividad hacia otros sectores industriales, de modo que progresa a mejor nivel que otros núcleos valencianos, que si sufren de una crisis industrial sin remedio. Cuenta con una población cercana a los 24.000 habitantes, y comparte con su vecina localidad de Alcoy, parte del Parque Natural de la Font Roja, uno de los más bellos de la Comunidad Valenciana.

Existen restos de asentamientos ibéricos en Ibi datados entre el siglo VI y III a. de C., también restos de época romana de carácter agrícola. Siempre unida a este sector de la Agricultura, aparece en la Edad Media como alquería dependiente de señores feudales. En el siglo XIV perteneció a señores de Cocentaina y Planes, incluso fue propiedad de la Iglesia, con su propietario mosén Francisco Pertussa, que terminó vendiéndola a la localidad de Xixona (Jijona). Sería en el siglo XVI cuando ya se le reconoce como un núcleo de relativa importancia, sobre todo cuando Felipe II le concede el título de Universidad. Algo más tarde, en 1629 consigue ser un municipio propio ostentando el título de Villa Real.

Con el repaso histórico “exprés”, llegamos a 1798, año en que se celebra por primera vez la “Festa dels Enfarinats”. Entonces como ahora, se produce un “golpe de estado” municipal, el Día de los Inocentes del 28 de Diciembre, y se reúne en el Ayuntamiento un pleno con dos fuerzas políticas enfrentadas. Se anulan las leyes en vigor y se establece un nuevo status quo. La Oposición no comulgará con el nuevo gobierno, así que el centro de la ciudad servirá como escenario de batallas y emboscadas con harina, huevos y mucho petardo. Durante todo ese día y hasta el día 30 de Diciembre se escenificarán representaciones y celebrarán distintas actividades, como bailes de gala.

Estas fiestas están declaradas de Interés Turístico Autonómico desde el año 2009. El por qué se celebran es algo que suscita la polémica entre los historiadores porque, no debemos olvidar, aunque en clave de humor, se trata de un “desafío” a la autoridad, que siempre acoge estas fiestas a regañadientes (y quizás con temor). En la década de los 50s hasta 1981 dejó de celebrarse, pero tras esas tres décadas, se volvió a recuperar la tradición.

Las Fiestas de Navidad por estos lares son de lo más interesante que se puede encontrar por la geografía española. Cerca de Ibi encontramos Xixona, la meca del turrón y una de las ferias gastronómicas más dulces. También se está cerca de Alcoy, que celebra una Cabalgata de Reyes espectacular y numerosos eventos para niños y adultos.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.