La mona de pascua es un producto de repostería típico de la Semana Santa prácticamente de todo el territorio nacional y de numerosos países de Latinoamérica. Aunque su forma y algunos ingredientes varían dependiendo de la zona, el origen se puede situar en el Levante Español y en la Edad Media cristiana, aunque se debe matizar que la mayor parte de esta Edad Media dicha zona estaba dominada por el Islam. Se sabe que los árabes no eran muy aficionados a la levadura, pero si en cambio judíos y cristianos elaboraban pan y sus variantes dulces de forma que resultara esponjoso. Saber dónde y cuándo se utiliza por primera vez este tipo de elaboración resulta bastante difícil pero, según los escritos, en los antiguos marquesados (sur de la Mancha), condados y reinos de Aragón y Murcia, los cristianos elaboraban un dulce para celebrar la Pascua, una receta tradicional que fue evolucionando hasta nuestra actual mona de Pascua.

Tanto en Cataluña como en las Islas Baleares la receta tradicional está casi desaparecida por la incorporación del chocolate que poco a poco fue adquiriendo mayor protagonismo, pero me consta que en los últimos tiempos se está intentando recuperar y se ven en las vitrinas de las panaderías y pastelerías también las típicas monas sin este ingrediente que vino de América. En Galicia, Asturias y zonas de Andalucía existe una receta similar para Pascua, aunque se les denomina de forma distinta. Hay que puntualizar sobre el hecho de “Camino de Santiago” como vía de intercambios culturales y también gastronómicos. Determinar dónde se crea una receta con exactitud resulta curioso por su dificultad, más si se trata de una tradicional y tan extendida como las variantes del “panquemado”, sin duda la receta base para todo este tipo de reposterías.

El panquemado o tonya (toña), como es lógico, no incorpora el huevo duro, se cuece a 160º sin el tiro abierto del horno y su volumen sube espectacularmente, resultando muy esponjosa. El origen se supone en la provincia de Alicante y Región de Murcia, donde permanece su elaboración y consumo para todo el año, ideal para mojar en la leche, chocolate a la taza o en la horchata si el tiempo acompaña, al igual que su variante de Pascua. Como anécdota, en la provincia de Orán, se elabora el bollo llamado “ la mouna”. La ciudad argelina de Orán fue fundada por andalusíes en el siglo X, en el siglo XIV se establecieron numerosos judíos mallorquines y desde principios del XVI hasta que Argelia se desvinculara de la “protección francesa” en 1960, ha estado muchos siglos bajo soberanía española, con un vínculo muy estrecho con la ciudad de Alicante, de la que dependía jurisdiccionalmente y cuyos lazos se mantienen, al igual que muchas tradiciones, como la celebración de las Hogueras de San Juan. Saber si esta “mouna” de Orán tiene un origen musulmán, de estos primeros fundadores del siglo X, o si es una adaptación más moderna a la mona de Pascua cristiana, resulta todo un reto para los historiadores.

Ingredientes para elaborar la mona de Pascua

  • 500 gr. de harina de trigo.
  • 1 sobre de levadura seca (12 gr.) o 25 gr. de levadura fresca.
  • 1/4 litro de leche templada.
  • 100 gr. de mantequilla fundida.
  • 80 gr. de azúcar.
  • 1 huevo.
  • 1 pizca de sal.
  • 1 yema de huevo.

Preparación

He encontrado un vídeo donde se explica de manera magnífica, rápida y sencilla la elaboración de de esta receta tradicional:

One thought on “Tradicional Mona de Pascua

  1. Pingback: Preparar un Roscón de Reyes - qvo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.