Las torrijas son uno de los postres más típicos de nuestro país, sobre todo en Castilla y León, en época de Semana Santa. También resulta una deliciosa merienda o desayuno. No se trata de una receta muy complicada de preparar en casa, y además la mezcla de ingredientes que podemos utilizar para darle distintos sabores resulta curiosa, con un resultado final delicioso.

La historia de las torrijas es bien antigua, se remontan hasta 2000 años atrás, pues los romanos escribían ya en su tiempo cómo preparar una especie de torrija con galletas de trigo, bañadas en leche, tostadas en aceite y servidas con miel. En el siglo XV al parecer eran un alimento indicado para la recuperación de parturientas, qué os parece, curioso ¿no? Un postre internacional donde los haya, los franceses las llaman “Pain perdu” (pan perdido), los ingleses, “Poor Knights of Windsor”, en América, “French Toast“, los suizos “Fotzelschnitten” y nuestros vecinos de Portugal, “Rabanadas”, un postre típico para ellos en Navidad. Probadlas, os gustarán.

Ingredientes

750 gr. de pan.

1 litro de leche.

100 gr. de azúcar.

2 ramas de canela.

Aceite de oliva.

2 huevos.

2 cucharadas de canela en polvo.

Las torrijas tradicionales son las más sencillas de hacer, así como las que contienen los ingredientes más básicos, y están muy ricas:

Preparación

Primero nos vamos a ocupar del pan. Existe un pan que es perfecto para hacer las torrijas y es exclusivo para eso, pero podéis utilizar también una barra de pan normal y corriente. Cortad la barra en rodajas que no sean muy gruesas, más o menos 1 cm de grosor.

En una cacerola poned a hervir la leche, a potencia media. Cuando comience a hervir, echad las ramas de canela y el azúcar y removedlo todo bien para que el azúcar se mezcle con la leche. Esperad unos 10 minutos para que la leche coja el sabor del azúcar y la canela.

Una vez la leche esté lista, la dejamos enfriar unos 10 minutos, para que esté a temperatura ambiente.

Mientras se enfría vamos a ir batiendo los huevos, hasta dejarlos sin un solo grumo. En otro bol añadid mezcla de canela en polvo y azúcar, removedlo bien para que quede bien mezclado. También en una sartén empezad a calentar bastante aceite.

Es hora de preparar las torrijas; primero bañamos la rebanada en leche, luego la remojamos en el huevo y por último la ponemos en la sartén para freír. Darle vueltas hasta que esté bien doradita.

Cuando esté lista la colocamos sobre un trozo de papel absorbente para que absorba el exceso de aceite y por último la espolvoreamos con la mezcla que hemos hecho de azúcar con canela. Repetir este proceso con todas las rebanadas de pan que habéis cortado. Y ya están listas para comer.

De la pagina unareceta.com

En esta receta que muestra el video siguiente, se añade limón a la receta, muy usado en repostería y en la gastronomía general de las zonas levantinas principalmente y sur de España. Pero es opcional, porque sé de buena tinta que en el Norte no es una costumbre.

Sheila Senabre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.