El 11 de agosto se estrenaba en los cines de toda España la película Rey Arturo: La Leyenda de Excálibur con un satisfactorio recibimiento de público. El título original King Arthur: Legend of the Sword, resulta otra de las centenares de versiones libres de este libro famoso de la literatura medieval, quizás uno de los más versioneados, junto a los clásicos del terror, las obras de Shakespeare y nuestro Quijote, de la historia del Cine.

El que haya tenido la suerte de encontrar alguna edición traducida literalmente de la obra original del siglo XIII, medio en latín, galés e inglés, se dará cuenta de que resulta toda una aventura intentar encontrar un hilo conductor coherente en varias historias superpuestas, porque con el Rey Arturo se recorren leyendas e historias medio verdaderas ocurridas al menos desde el siglo VI y que cantaban bardos y trovadores en cada época, enriqueciéndose hasta bien entrado el siglo XVI. Los monjes de la Edad Media recopilaban dichas historias y traducían otras que les llegaban, porque se conocen relatos similares de caballería tanto en el Reino Unido, Francia, como en el Norte de España, encontrando en Galicia antiguos manuscritos datados a mediados del siglo XII, protagonizados por un tal Tristán, héroe que ya era famoso en media Europa, y que también buscaba el Santo Grial. Pero en esta película ni se nombra esta reliquia famosa.

Curiosamente no leí nada al respecto de Excálibur ni de otros personajes cruciales en el cine en la obra antigua que leí, y la razón es que existen muchas versiones de un mismo libro, haciendo imposible descubrir cuál es el verdadero original, ni siquiera saber si el primero se escribió en Gales o Inglaterra, ya que se escribían en latín los más primitivos, y un monje en un monasterio francés podía ser inglés y viceversa, como de otro cristiano de Europa. Por eso “King Arthur” personifica más que ninguna otra obra esa Europa unida, aunque fuese a espada y sangre, y que fundamenta a los historiadores “europeístas” por tantos rasgos comunes que compartimos.

La película está valorada en el índice IMDB con un 7 sobre 10 y, una vez más, estoy de acuerdo, pues le ha faltado muy poco para resultar una obra sobresaliente. Quizás no quisieron en Realización un metraje tan extenso (dura 2:06 horas) y cortaron escenas justo antes del final que entrelazaban con éste pareciendo poco coherente, con secuestros inesperados y en espacios y tiempos poco verosímiles, pero es una peli de aventuras y fantasía muy entretenida y con efectos visuales bastante interesantes. Otro dato que nos indica la “libertad” creativa del Director y Guionista Guy Ritchie es la inclusión en su obra de hombres negros y orientales, algo bastante inverosímil, aunque no imposible, además de numerosos retazos de la cultura indígena americana, en cuanto a la magia se refiere, más cercanas a los apaches que a los druidas celtas (algo imperdonable pero pintoresco)

El protagonista nos resulta simpático desde el comienzo: Arturo encarnado por Charlie Hunnam, pasa una infancia y adolescencia dura y llena de padecimientos, por eso queda lejos de las arrogantes y hasta patéticas figuras representadas en los monarcas medievales. Me encanta cada papel que realiza Jude Law, sea de héroe o de villano, y en esta peli no defrauda, convertido esta vez si, en un monarca típico de las leyendas. Para el papel de la heroína se ha prescindido de la reina Ginebra, quizás en miras de continuar las aventuras con una segunda parte. El mago Merlín, protagonista fundamental en las historias originales, sólo surge de palabra, pero la figura que encarna la maga, la española Astrid Bergés-Frisbey, una actriz de extraordinaria belleza y sugerente mirada, que está encantando al público de medio mundo, ha realizado un trabajo más que notable.

En fin, la película merece verse porque son dos horas y pico entretenidas, con personajes de fuerza interpretativa y aventuras de todo tipo, así que pasan bastante deprisa para el que nos gusta este tipo de películas de acción y fantasía, a pesar de que las críticas especializadas no han sido muy favorables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>