El equipo de www.qvo.es ofrece su más sentido pésame por las víctimas del COVID-19 a las familias, por eso muestra desde el inicio de esta terrible Pandemia un lazo negro en todos sus post.

Una manera que tienen ahora los hosteleros de adaptarse a las nuevas circunstancias de la Pandemia por COVID-19, resulta de ampliar sus negocios hacia el exterior, como ha hecho La Tasca del Foguerer, un restaurante situado en el barrio de las Carolinas de Alicante, y cuyo local es habitualmente interior. El Ayuntamiento de Alicante ha cedido de manera provisional un espacio para ubicar cuatro mesas pequeñas, distanciadas unas de otras por al menos un metro de longitud. Por supuesto, no resulta nada fácil que los Ayuntamientos cedan espacios públicos para particulares y el coste para los propietarios es otra carga a añadir más a las dificultades por las que están pasando.

La Pandemia está impidiendo el desarrollo normal del Turismo en España, pero también en el resto del mundo. Las Autoridades deben trabajar más que nunca para facilitar la adaptación al nuevo status qvo. Funcionarios en general y políticos en particular no están trabajando en absoluto, simplemente observan las iniciativas de los autónomos y de hosteleros y establecen los límites de lo permitido. No ofrecen alternativas, solamente recaudan y prohíben cuando les conviene. No es una crítica sin fundamento, es una realidad que se debe señalar. La sanción es una medida coherente ante los excesos y el incumplimiento de la Normativa, pero también es cierto que, en el caso de los espacios públicos cedidos, los ayuntamientos están recaudando miles de euros ofreciendo a cambio derechos ambiguos hacia el hostelero.

He podido comprobar que los Permisos que expenden algunos ayuntamientos son “anuales”, pero en la fecha de renovación indica una caducidad mensual y/o semanal. Esta ambigüedad no tiene sentido, ya que si se cobra por un año, se obliga a una inversión añadida en mobiliario exterior, valla o separadores, sombrillas, etc., además de un Seguro de Responsabilidad Civil, tasas por los distintos trámites, etc., al menos debe tener el hostelero la “sensación” de que su Ayuntamiento le apoya y que su intención no es la de dificultar los negocios, ni de cerrarlos a la mínima que se les ocurra,  pues eso parece a simple vista.

Por otro lado, los horarios de fin de semana se han establecido sobre la 1:00 de la madrugada, y los ayuntamientos más generosos hasta las 2:00. Debo recordar que este post se publica en un 3 de Agosto, Temporada Alta para toda la geografía española. No podemos disfrutar de los millones de visitantes extranjeros que cada año circulan, sobre todo por nuestras playas, pero nos queda el Turismo Interior, que mueve también millones de personas por toda nuestra geografía y supone un gran aporte económico para los Autónomos en general. Bien es cierto que sufrimos una terrible Pandemia, pero también es cierto que la vida continúa y, siguiendo las recomendaciones sanitarias, podemos buscar cierta normalidad hasta que esto pase.

El cambio por añadir una terracita en La Tasca del Foguerer se nota y mucho, no solamente estéticamente, sino que los clientes agradecen la posibilidad de disfrutar la brisa nocturna con las altas temperaturas que sufrimos y degustar de los platos de la Gastronomía Española. Desde aquí recomendamos a los hosteleros que poseen sus negocios en espacios urbanos que soliciten dicha ampliación a sus ayuntamientos. Bien es cierto que cada local dispone de sus características por ubicación y no todos conseguirán dicho espacio público, pero merece la pena intentarlo ya que es una magnífica idea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.