GrabielGarciaMarquez_1

Es algo que todos sospechamos desde siempre pero nadie se atreve a decir en voz alta (a nivel gubernamental me refiero): no existe ni ha existido nunca la Libertad, y los políticos y dirigentes ya no encuentran otro “modelo” para engañar y explotar, pues agotado el concepto, sólo les queda la represión con violencia. Es el recurso de siempre, siempre ha pasado: cuando los argumentos no bastan, se pasa a la violencia. Todo aficionado a la Historia se da cuenta de que la evolución del ser humano cambió en el momento exacto en que apareció el dinero (llámenlo impuestos, propiedad privada, el préstamo o comercio a crédito, etc), pues resulta el punto de inflexión que nos convirtió en lo que somos.

disturbios

Todo aficionado a la Historia sabe que siempre ha existido la esclavitud y que se ha enmascarado durante los últimos dos siglos con revoluciones sociales y políticas, revoluciones que sólo han servido para encumbrar al loco de turno e inscribirlo en los libros de Historia como a grandes personajes dictatoriales (y sin escrúpulos), asesinos la mayor parte, los maestros de los personajillos públicos de la actualidad. Y bien mirado, el progreso no fue consecuencia de todos estos “grandes hombres” de la Historia, sino que se debió al ingenio y al trabajo de ciudadanos corrientes que ansiaban un mundo mejor.

Libertad

Pero ahora ha surgido una herramienta global que desenmascara toda la podredumbre que envuelve al 1 % de los seres humanos, una minoría que piensa en que eludirá la muerte o que se llevará consigo sus riquezas robadas al otro mundo. Internet (las personas que lo usan) lleva más de una década denunciando todos los abusos que esta minoría ejerce sobre los demás. Denuncia además con pruebas tan evidentes (que resulta hasta preocupante) que no nos unamos todos y echemos a patadas a toda esta chusma que embrutece la raza humana, tal y como se hacía en la Edad Media. En cambio vemos con estupor a las policías y ejércitos de todo el mundo obedeciendo las órdenes represivas de estos enfermos de nuestra raza, que son los dirigentes y los cuatro viejos centenarios que dominan a éstos desde los sótanos de sus malolientes mansiones.

CLASIFICACION_2016_MAPA_630

Cada día se comparten por las redes sociales decenas de videos de abusos en todos los países desarrollados, en estos que proclaman la libertad a los cuatro vientos y que inventan amenazas terroristas asustando, como se asusta a los niños para que se estén quietos y tranquilos. Así estamos nosotros, quietos e impasibles ante los desalojos de sus casas a familias honradas y trabajadoras, a ancianos abandonados que no les llega la pensión para el alquiler y hacer frente a las abusivas tarifas de electricidad y agua, quietos ante una brutal paliza que le dan a un ciudadano por no querer presentar su documentación, tolerando a ladrones de millones de euros campar a sus anchas por las calles, mientras otros se pudren en la cárcel por robar 500 euros. En fin, esto ocurre en todo el mundo, y lo vemos a diario, pero no hacemos nada al respecto porque nos han convencido de que vivimos en un estado de Libertad. Hasta que alguien llama a nuestra puerta y nos invita al desalojo pacífico, pensamos que “no, debe ser un error, eso sólo le ocurre a los demás”.

Liberty-statue-from-below

La paradoja estriba en que la defensa de nuestros derechos constitucionales termina en unas consecuencias contradictorias. Aunque la Ley proteja al ciudadano, protestar y demandar dicha protección o pedir públicamente cuentas para que se respete dicha Ley, desemboca inevitablemente en una acusación (por “antisistema”) para el que quiere que se cumpla. Cuando un resultado o una sentencia obedece a criterios políticos y no jurídicos se está quebrantando el principio de Libertad. Resulta que el país con más prohibiciones se ha convertido en el icono de la Libertad. España, que hace dos décadas era el segundo país donde mejor se vivía del mundo, hoy en día sufre casi 4.000 suicidios al año (muy superior a los accidentes de tráfico), cifra impensable por el carácter y religión que los españoles poseemos. En cambio nadie dice nada, no se hacen campañas en televisión para intentar reducir la tasa de suicidios, porque a los políticos no les interesa que se conozca el perfil de las personas que se quitan la vida. La mayor parte de los casos son hombres (2.911 en 2013) que lo han perdido todo, incluso la ilusión por iniciar una nueva etapa, porque nuestro sistema se apoya en el poder económico y en los “amiguismos” y no en la Libertad, que supone la defensa del individuo por el Estado e Instituciones, algo inexistente en este status qvo. En el video siguiente os muestro cómo se defienden los derechos desde perspectivas opuestas, algo que les encanta a los gobiernos, pues mientras no se revisen los preceptos básicos que provocan los males, cada uno opinará distinto y defenderá las cuestiones más inútiles.

César Metonio.

Claves-en-el-ciclo-del-suicidio-2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.