kurdish-fighters-regain-kobani-isis

Durante la Guerra Fría los Estados Unidos de América “marcaron” a soviéticos y a los comunistas en general como “enemigos de la Libertad y de los Derechos del Hombre”, también los acusaban de espionaje, actos terroristas y una larga lista de calificativos negativos para que fueran considerados “personas non gratas” en todo el Planeta. Con la experiencia de casi 70 años acumulada emitiendo propaganda y la apertura de “agencias especializadas” para combatir este “mal”, necesitaban “colocar” a todo este personal especializado, pues caído el Telón de Acero, no existía “coco” con el que atemorizar para consolidar nuestro estilo de vida occidental. El “blanco” fue definitivamente señalado en los atentados de las Torres Gemelas y rubricado en el Metro de Madrid. Este blanco se llama Islám, y la intención, lo mismo que ocurriera con los comunistas, no es otra que confundir a personas musulmanas pacíficas y buenos ciudadanos, con un grupo reducido de asesinos que creen en la violencia como recurso lícito. Una de las consecuencias perseguidas es que el “enemigo” decida desertar de sus ideas para integrarse en la sociedad occidental.

ayman-lider-al-qaeda-contra-isis

Una prueba de que la intención de los gobiernos occidentales es confundirnos es el silencio a todos los niveles sobre las actividades que los mismos musulmanes llevan a cabo para solucionar el tema de la violencia: guerras y pugnas por el poder en las zonas de conflicto. Entre el domingo y el lunes de la semana pasada, durante el día santo de Arbaeen, más de 20 millones de musulmanes marcharon en manifestación por las calles de las ciudades de Irak, posiblemente la manifestación civil más numerosa del siglo XXI y una de las más grandes de todos los tiempos. Pero los medios oficiales del mundo occidental no han comentado nada.

arbaeen

Los ciudadanos de Occidente no debemos creer todo lo que nos dicen respecto a las actuaciones violentas efectuadas y calificadas como “actos terroristas”. La mayoría de veces ni son reivindicadas por ningún grupo “clasificado”. El Estado Islámico, ISIS, lo componen alrededor de 100.000 personas en todo el mundo, pero musulmanes son 1.500 millones. No puedo hablar por el resto de comunidades, ni quiero opinar sobre la campaña en contra de las tradiciones islámicas que se está llevando en numerosos países, pero si puedo hablar por experiencia propia pues vivo en una ciudad donde residen más de 12.000 musulmanes y transitan más del doble de esta cantidad a diario por poseer en nuestro puerto un Ferry directo a Argelia.

not-in-my-name-musulmanes-contra-isis

En los 32 años que resido en Alicante he tenido muchos vecinos musulmanes. Recuerdo a tres de las familias con mucho afecto: personas trabajadoras, serviciales y bien educadas. María es de Marruecos, de Casablanca, y le gustaba sorprendernos regalándonos platos típicos de la cocina marroquí, sobre todo cuando hacía pasteles de miel, cus-cus o cordero. Siempre con la sonrisa en su rostro, le regalábamos paella y dulces para sus niños, asegurándole que nuestro plato típico no lleva cerdo. Con las otras dos familias no existía quizás un lazo tan afectivo, pero también intercambiamos regalos. Hace unos años adquirió un apartamento una familia de Dubai justo frente al nuestro, y sin saber una palabra de español, nos las apañamos para comunicarnos en un tono de lo más cordial. En fin, si mi experiencia sirve de algo, debo añadir que se sienten muy incómodos cuando se toca el tema de la religión, por culpa de los actos terroristas que se cometen en nombre de Alá, actos de los que reniegan, pues Alá no le dijo a Mahoma que pusiera bombas ni asesinara. Tampoco dijo Jesucristo que lo hiciéramos sus seguidores, pero en 2.000 años, seguimos igual. Inevitablemente seguimos confundiendo los conceptos, seguimos criticando por las “apariencias” y si no somos nosotros (toda la Humanidad) los que comenzamos a medir con criterio, nunca llegaremos a la mentalidad “moderna” que se supone llegaría con el tercer milenio.


César Metonio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>