Los números de teléfono con prefijo con “sobrecargo adicional” han sido declarados ilegales por el Tribunal Europeo de Justicia este pasado viernes 3 de marzo del 2017 y confirmado a los medios el 6 de marzo. Esta medida se debe a la práctica “desleal” que las empresas de todo tipo emplean con sus clientes y que aprovecha el pago compartido de la llamada. Así, llamar a un 902 desde un teléfono fijo puede costar sobre los 53 céntimos el minuto, pero si se realiza desde un teléfono móvil, puede alcanzar los 3 euros el minuto, algo que el Tribunal de Justicia observa abusivo y que no respeta una praxis “normal de negocio” con respecto a los usuarios.

Aunque las denuncias acumuladas provienen de todos los países donde se utiliza este mecanismo “902”, ha sido la compilación de firmas de usuarios y asociaciones alemanas las que han presentado los argumentos de mayor peso, teniendo el Tribunal que admitir la realidad de un abuso que se viene practicando desde hace al menos una década.

Personalmente, entré en contacto con una empresa especializada en la Protección de Datos y homologada por la LPD, donde se servía entre sus paquetes la implementación de un servicio 902. Además de que la empresa usaba un sistema piramidal y sólo se obtenían beneficios cuando se contrataba a un cliente fijo y por un tiempo determinado, observé bastantes irregularidades en cuanto al servicio en si mismo. Por descontado que no dediqué ni dos semanas para un trabajo de tan dudosa atención laboral con sus trabajadores. Os recomiendo que no trabajéis en algo que no esté claro pues os puede suceder que estés cometiendo algún delito sin saberlo.

En España la utilización de números telefónicos de coste compartido prácticamente se centra en el 902, pero todavía hace falta una lista más concreta de cuáles son los declarados ilegales y cuándo dejarán de prestar servicio, algo que no he podido averiguar. Ya ocurrió algo similar con algunos que comenzaban por 800. Desde luego, una declaración judicial suele ser de carácter inmediato, pues se considera delictiva su utilización por parte de las empresas e instituciones, pero me consta que siguen operando, esperemos que por poco tiempo. Probablemente rectificarán sus tarifas para que el coste se ajuste a la nueva normativa establecida en Luxemburgo y no desaparezcan del servicio.

Toni Ferrando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.