El equipo de www.qvo.es ofrece su más sentido pésame por las víctimas del COVID-19 a las familias, por eso muestra desde el inicio de esta terrible Pandemia un lazo negro en todos sus post.

Por la grandiosidad y capacidad de sus estadios, y por la gran cantidad de aficionados a este deporte, el Fútbol es el espectáculo más seguido en España, prácticamente desde sus inicios a finales del siglo XIX. Este deporte de origen inglés, comenzó en España precisamente en los enclaves donde se desarrollaba industria, comercio o intereses británicos, de ahí que se iniciara primero en ciudades y localidades portuarias, para ir asentándose paulatinamente en el resto del país. Alrededor de 1870 los trabajadores de origen británico que trabajaban en las Minas de Río Tinto, en Huelva, disputaron los primeros encuentros de Fútbol. Durante esa época se sabe que se jugaron partidos con equipos británicos de Jerez de la Frontera y Vigo, al menos, aunque existían otros lugares donde se comenzaba también a despertar la afición y se completaban los equipos con jugadores nacionales, de los que no se tiene apenas referencia.

El primer club de Fútbol registrado como tal, sería el Cricket y Football Club de Madrid, disputando encuentros al menos desde 1878 y registrado legalmente un año después. Sin embargo se tiene como primer equipo español “federado” al Real Club Recreativo de Huelva en 1889. Poco después surgió el Sevilla Fútbol Club. Los equipos españoles con gran antigüedad se fundaron por británicos, pero solamente una década después comenzaron a proliferar numerosos equipos locales por toda nuestra geografía. Por ejemplo, en 1886 se fundó la Alcoy to Gandia Railway and Harbour Co. Ltd, y durante la construcción de dicho ferrocarril se formaron equipos de fútbol amateurs más adelante, como El Serpis y Lo Rat Penat en la década de los 90s, cuya fusión de ambos con la corporación deportiva principal de la ciudad, daría con el mítico C. D. Alcoyano en 1928. A principios del siglo XX surgen importantes torneos, como el Trofeo Macaya de 1900 en Cataluña, primeros conatos de regulación y reglamentación del deporte en todos los sentidos.

En 1902 se organiza una competición de clubes a nivel nacional en Madrid, que sería el banco de pruebas para una gran competición española de Fútbol.

En 1909 nació la Federación Española de Clubes de Fútbol. Hay que señalar que desde sus inicios nunca se ha librado este deporte de la polémica, surgiendo federaciones paralelas, complots, boicots, chantajes, corrupción, intereses creados y momentos “políticamente incorrectos”. En 1913 se funda la Real Federación Española de Fútbol. Desde 1903 se disputa el Campeonato de España, conocido como  Copa del Rey en honor a la Coronación de Alfonso XII un año antes (cuando se disputó en Madrid un primer torneo nacional). El primer Campeonato de Liga, con su formato actual, se disputó la temporada 1928-1929.

En la actualidad y según la IHHFS, la Liga Española es la mejor liga del mundo, ostentando también el mayor coeficiente para la UEFA. Conseguir dicha primera posición y reconocimiento no fue tarea fácil y el Fútbol Español ha ido ascendiendo en prestigio año a año durante casi siglo y medio, con un esfuerzo económico descomunal (1 % del PIB al menos). Casi 50.000 jugadoras y más de 900.000 jugadores de Fútbol tienen licencia federativa en nuestro país.

La Selección Española de Fútbol disputó su primera competición oficial en el año 1920, consiguiendo su mayor logro hasta 2010, ya que regresaron de Amberes con la Medalla de Plata en la Olimpiada, un debut sorprendente para un equipo totalmente amateur.  Con un jovencísimo Zamora de portero, destacó un delantero mítico llamado “Pichichi” (Rafael Moreno Aranzadi), cuya carrera deportiva terminó prematuramente en 1921, para fallecer poco después de dicha retirada a los 29 años de edad.

En los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 la Selección Nacional consiguió el Oro Olímpico, pero se considera un logro de las categorías inferiores, ya que se trató de un equipo Sub-23. Además de estos dos títulos, las categorías inferiores han conseguido 1 campeonato y 2 subcampeonatos mundiales Sub-20, cuatro subcampeonatos mundiales Sub-17, cinco Campeonato de Europa Sub-17, once Europeos Sub-19, nueve Europeos Sub-19, con un total de 25 Campeonatos Continentales entre las tres categorías.

Desde dicha fecha de 1920 hasta el 2010 España ha tenido magníficos equipos y jugadores de primera talla internacional, pero en todo el siglo XX solamente se consiguió una Copa de Europa en 1964. Ya en el siglo XXI se han conseguido 2 copas de Europa más y un Campeonato del Mundo. El Fútbol a 11 que se practicaba en sus inicios era bastante distinto del actual tácticamente y por Reglamento. La regla del Fuera de Juego, por ejemplo, no se aplicó en dichos inicios, así que no resulta extraño ver resultados de 13-0 endosado a Bulgaria en 1933, o los 7-1 recibidos por Italia en 1928. “Dejar solo al cojo en el área rival” era habitual cuando no se podía cambiar. Pero claro, cada partido tiene su historia particular, y se han escrito maravillosas crónicas sobre distintos enfrentamientos que han pasado a ser míticos en este deporte, como los enfrentamientos precisamente de Italia contra España, por ejemplo, en época de Mussolini, partidos que se jugaban y narraban como batallas campales.

Para el Mundial de Italia de 1934, España jugaba un 2-3-5, y venció a Brasil por 3-1 con un equipo fabuloso en Octavos de Final, capitaneado por el ya entonces mítico portero Zamora, que le paró un penalti a Da Silva, la estrella brasileña. Dicha parada sería la primera parada de una pena máxima en un Mundial. Pero los “dichosos” Cuartos de Final siempre nos han resultado “gafe”. Nos tocó en suerte a la anfitriona Italia y Mussolini amenazó a sus jugadores con duros castigos si no quedaban campeones. A pesar de la dureza italiana, y de quedar con sólo siete jugadores de campo en las filas españolas por lesiones, hubo que jugar un partido de desempate, en el que caímos por 1-0 y se anularon dos goles válidos a España.  Estos enfrentamientos comenzarían a despertar una rivalidad “rabiosa” contra la “Escuadra Azurra”, venganza sobradamente conseguida en el presente siglo XXI. La Selección ya no jugaría otro Mundial hasta 1950, un parón y retroceso general para el deporte en España, provocado por la Guerra Civil.

De “antes de la Guerra”, jugadores míticos fueron el susodicho Zamora, que inventó el despeje a la “zamorana”, y un plantel de jugadores vascos extraordinarios, como Quincoces, Gorostiza y Lángara, que metió 525 goles en partidos oficiales. Otro goleador mítico fue el jugador de origen gallego “Chacho”, Eduardo González, que ostenta todavía el récord de goles en un solo partido, tras meterle 6 a Bulgaria en el que fue también el resultado mayor obtenido por la Selección en toda su Historia.

A finales de la década de 1940s surgió una generación de futbolistas españoles extraordinarios. Nombres propios alagados en su época como en la posteridad, fueron Telmo Zarra, tercer máximo anotador de La Liga, Gainza y Basora. Algo más tarde aparecerían otros virtuosos del balón, como lo fueron Paco Gento y Afredo Di Stéfano, nacionalizado en 1956 y considerado por la mayoría como el mejor jugador de Fútbol de toda la Historia. Como jugador de Selección no pudo demostrar un mejor palmarés, hecho que le puede relegar a un segundo plano frente a otras figuras.

Otro nacionalizado de “Oro” fue Ferenc Puskás, considerado por la IHFFS como el sexto mejor jugador del siglo XX. Lideró primero la mejor selección húngara de todos los tiempos, la de la década de 1950s, nacionalizándose español en 1962. En esas fechas despuntaba otro gran jugador: Luis Suárez, centrocampista y único jugador español que ha conseguido un Balón de Oro en el año 1960. Como curiosidad, añadiré que en sus inicios probó en el C. D. Alcoyano y sus técnicos lo rechazaron por “debilidad y lentitud física”, para un equipo que por entonces pretendía regresar a la Primera División. En 1964 Suárez lideró al equipo que ganó la primera Copa de Europa.

Ya a finales de los 1940s se vivía con intensidad el Clásico Real Madrid-Barcelona (en 1947 el Real Madrid no descendió de categoría por los despachos). De hecho, el entonces Jefe del Estado contribuyó personalmente al engrandecimiento de ambos clubes. El Fútbol era el “Deporte Rey” en España, movía masas y dinero, así que no pasó desapercibido para Gobierno y todo aquel que quería hacer negocios. El fichaje de Di Stéfano, por ejemplo, se convirtió en noticia durante años, ya que debió sumarse a las filas del Barcelona (firmó contrato) y acabó jugando en el Real Madrid. Resultó ser de lo más importante, ya que este jugador elevó a su equipo a Leyenda, al convertirlo en el Mejor Equipo del Mundo del siglo XX (sin parangón hasta el 2020). A mediados de los 50s, Paco Gento (único jugador que reúne 6 Copas de Europa), Raimundo Saporta, para luego sumarse Puskás y su compatriota Raymond Kopa, más José Santamaría, consiguieron en una década más de 20 títulos, con cinco Copas de Europa consecutivas y otra alterna ya sin Di Stéfano. La época “ye-ye” fue blanca, pero los demás equipos españoles también se fueron reforzando, situando a La Liga Española como una de las más atractivas del continente europeo.

Pasamos a la década de los 1970s, cuando aparecieron otros jugadores de calidad más los fichajes estrella foráneos de cada equipo. José Martínez “Pirri”, Amancio Amaro y Zoco relevaron a los veteranos campeones en el Real Madrid bajo la capitanía de uno de los mejores laterales del mundo de la Historia, Paco Gento, que se retiró en 1971. En otros equipos vimos aparecer a porteros como Iríbar (“el Chopo”, primer recuerdo de un portero que tengo de mi infancia), jugadores de campo como José Antonio Camacho, Asensi, el goleador Quini, que se unirían a otra nueva generación en los 1980s,

la del portero Arconada, centrales impresionantes como Goikoetxea y Maceda (retirada prematura por lesión grave), el talentoso Emilio Butragueño, la cabeza la ponía Santillana para rematar y un Míchel que corría la banda elegante como pocos, al que le anularon un gol válido contra Brasil en partido de Mundial. Pero, bueno, eso no hace falta recordarlo, pues a España le vienen robando partidos desde hace un siglo. Esa es la “esencia” del Fútbol, donde rige poco la lógica y más la pasión.

El portero Zubizarreta se plantó bajo los palos de la Selección y durante 13 años no se consideró a otro mejor. Nadal y Hierro seguirían dando a la zaga una solidez como pocas. Un tal Guardiola “creó” un nuevo concepto de “falso líbero”, adelantándose a la defensa y filtrando pases magistrales a cualquier zona del campo, preámbulo de lo que llegaría una década después. Las lesiones impidieron que este barcelonista brillase con más fuerza. Junto a Luis Enrique y Kiko Narváez conseguiría el Oro Olímpico en 1992.

Con el siglo XXI llegó el “tiki-taka”, la magia de un equipo considerado el Mejor del Mundo entre 2008-2013 por la FIFA, un lustro cuando se ganó todo por clubes y por Selecciones. La columna vertebral la aportó el F. C. Barcelona, con jugadores esenciales como Xavi Hernández, Andrés Iniesta, Puyol, Piqué, y goleadores como David Villa y el “Niño” Torres (del Atlético de Madrid).

En la puerta brilló Iker Casillas, considerado durante casi una década como el Mejor del Mundo. Otros jugadores destacados a principios de los 2000 serían Raúl González (44 goles con la Selección) y Senna, “ingeniero” nacionalizado español que conseguiría los primeros grandes títulos, el más importante, la Copa de Europa del 2008 bajo las órdenes del arquitecto en la banda, Luis Aragonés. Busquets, Xabi Alonso, Sergio Ramos, Cesc Fábregas, Santi Cazorla, fueron campeones destacados y bien merece la pena nombrar también al resto que lo fueron del Mundo, como Albiol, Marchena, Capdevila, Victor Valdés, Juan Mata, Arbeloa, Pedro Martínez, Fernando Llorente, Javi Martínez, David Silva, Jesús Navas y Pepe Reina (portero), jugadores que han seguido destacando en los clubes más importantes de Europa.

Para los amantes de las estadísticas, Telmo Zarra sigue siendo el español que más goles metió en la Liga Española con 251 goles, en tercera posición. Para encontrar a otro tenemos que bajar a la quinta posición con Raúl González, que consiguió 228 goles, superando por 1 tanto a Alfredo Di Stéfano. En la Selección Nacional, David Villa metió 59 goles en 97 partidos. A continuación Raúl González anotó 44 en 102 partidos; Fernando Torres (“El Niño”) anotó 38 en 110 partidos; David Silva 35 en 124 partidos y Fernando Hierro 29 en 89 partidos, un defensa, si, pero hay que tener en cuenta dos factores: en las últimas décadas se han jugado muchos más partidos entre selecciones que en los inicios de este deporte, y en segundo lugar, las jugadas “estratégicas” permiten que los defensas se conviertan en goleadores, como pueden ser los remates tras un córner, saques de falta o lanzamientos desde el punto de penalti.

Decidirse por un jugador español “mejor” de la Historia es bastante difícil dado lo prolífico de este deporte a dar estrellas de nivel mundial, más sobre todo si añadimos a los nacionalizados de la categoría de Di Stéfano y Puskás, así que me he propuesto elaborar un 11 ideal histórico, con algún reserva de “lujo”:

Meta: Zamora (reserva Iker Casillas)

Defensas: Maceda, Quincoces (reservas: Hierro, Goikoetxea)

Laterales: Paco Gento (ofensivo), José Antonio Camacho (defensivo)

Centrocampistas: Xavi Hernández, Andrés Iniesta, Puskás, Diestéfano.

Delanteros: David Villa, Lángara  (reserva Pichichi).

Mujeres

Existe un precedente histórico para el Fútbol Femenino en España que nos remonta al año 1914, con un primer equipo registrado como Spanish Girl´s Club de Barcelona,

pero no tuvo demasiada repercusión, sobreviviendo poco tiempo ante la falta de público y apoyos. Hay que tener en cuenta de que eran los inicios de este deporte y tampoco se llenaban los estadios con fútbol masculino. Así que las féminas tuvieron que esperar décadas para ver verdaderos equipos que, incluso, deberán vincularse a los grandes clubes de fútbol históricos, ya que por sí mismas no encontraban ni encuentran (salvo contadas excepciones) apoyos económicos para desarrollarse de forma independiente y profesional.

El impulsor del Fútbol Femenino en España fue el empresario Rafael Muga, que en 1970 organizó partidos femeninos en Madrid en la clandestinidad. Dichos primeros equipos serían el Sizam y el Mercacredit. Para sorpresa de propios y extraños, llenaba los pequeños estadios de Boetticher y de Getafe (con más de 8.000 espectadores), de tal forma que posteriormente trasladó encuentros a estadios mayores, como la Rosaleda, la Condomina, etc., llenándolos también. Tal interés obligó a Autoridades de los gobiernos civiles y del fútbol a “regular” el Fútbol Femenino (vamos, impedir su difusión). De esos primeros años se tiene referencia de jugadoras destacables, como Conchi Sánchez (apodada “Amancio”, por lo bien que jugaba), que llegó a anotar 600 goles en toda su carrera, desarrollada profesionalmente en gran parte fuera de España. Sería además la primera capitana de una Selección Femenina Española que jugó en 1971 y no sería reconocida por la Federación. Aquella primera Selección apenas llegaba a los 14 años de edad media.

El Fútbol Femenino Español se mantuvo marginado completamente hasta la década de los años 1970s. En 1971 se intenta organizar una Federación y Selección Nacional y empiezan a surgir equipos en distintas localidades, pero no será hasta una década después cuando se tomaron las cosas más en serio. La Real Federación Española de Fútbol crea la sección femenina en 1983 bajo los auspicios de la FIFA, que también en esos tiempos comenzaba a reconocer el interés de las mujeres por este deporte, y no sólo como espectadoras. Algo más tarde, en 1988, se inauguró la Liga Femenina de Fútbol Española, llamada hoy oficialmente Primera División Femenina.

A la hora de las estadísticas, encontramos que las “mejores” jugadoras las encontramos en el siglo XXI, quizás como en los hombres, cuando surgen verdaderos talentos y además, el número de partidos es muy superior a décadas anteriores, tanto de liga como de selecciones nacionales. El sistema de transporte y comunicaciones mejorando día a día también es un factor importante. Como máxima goleadora de la Liga Femenina tenemos a Natalia Pablos, con 342 goles, un número desorbitado y que se verá inalterado muchos años. La siguiente anotadora histórica es Mari Paz Vilas con 261goles. Erika Vázquez la sigue con 259 goles y Sonia Bermúdez con 220, son las cuatro que superan los 200.  Si sumamos a Jenni Hermoso (177), Nekane Díez (144) y a Priscila Borja (135), comprobamos que sus carreras se completan con actuaciones magistrales con la Selección Nacional. En ésta, Adriana Martín lidera la tabla de goleadoras con 24 tantos, seguida de Jennifer  Hermoso con 22.

El primer éxito internacional de la selección absoluta  llegó en 1997, cuando consiguieron el Tercer puesto en el Campeonato de Europa. Además fue la primera vez en clasificarse para una fase final europea. Jugadoras destacadas podemos nombrar a Mari Ángeles Parejo (incluida en el 11 ideal del torneo), Rosa Castillo y Arantza del Puerto. Pero faltos de grandes triunfos con la Absoluta, podemos decir que “el futuro está aquí”, ya que en categorías inferiores estamos ganando todo desde la última década al menos. En sub 17 se disputaba la final de un Mundial Femenino en 2014. En esta categoría se han conseguido 2 Tercer Puesto, Subcampeonas en 2014 y Campeonas del Mundo en 2018. Además, en Campeonato de Europa se han conseguido 1 Tercer Puesto, 3 Subcampeonatos y 4 veces Campeonas de Europa. Desde 2009 han jugado todas las finales excepto en dos ediciones. Las de Sub 19 han conseguido ser 5 veces Subcampeonas de Europa y 3 veces Campeonas en las dos últimas décadas. Y las Sub 20 fueron Subcampeonas del Mundo en 2018.

El Fútbol Femenino tiene futuro, y para ello baste decir que se batió el récord mundial de asistencia a un partido de liga el pasado 17 de Marzo del 2019, en el partido Atlético de Madrid-Barcelona, disputado en el Wanda Metropolitano de Madrid, con un público registrado de 60.739 espectadores. Para ver un Athletic-Atlético Femenino de Copa de la Reina, acudieron a San Mamés más de 48.000 espectadores ese mismo año. Poco antes, en Alicante, se batió el récord de asistencia para un amistoso España-Estados Unidos, con casi 10.000 espectadores. Pero eso se consigue con amor por este deporte, y lo demás llega sólo. En la actualidad, 4 jugadoras españolas están nominadas entre las 100 mejores jugadoras del mundo: Jennifer Hermoso (49ª), Irene Paredes (63ª), Patri Guijarro (68ª) y Alexia Putellas (85ª), jugadoras de talla que corroboran la ilusión y la voluntad de las mujeres por destacar en el deporte rey y no estar solamente expectantes y jugando en la clandestinidad.

Mejores jugadores españoles de todos los tiempos: Alfredo Di Stéfano, Ferenc Puskás, Xavi Hernández y Andrés Iniesta.

He de puntualizar que la política de la Historia de los deportistas según los análisis de QVO mide los trofeos conseguidos, así como la opinión de expertos y público (seguimiento mediático). Para los expertos, Di Stéfano y Puskás deben considerarse entre los diez mejores jugadores del Planeta de todos los tiempos, pero ninguno de los dos consiguió todos los trofeos. Por dicha política, qvo elige a Andrés Iniesta, que ha conseguido todos los trofeos y galardones más importantes del mundo por clubes y por Selección Nacional, y sobrepasa a Xavi Hernández porque marcó el gol de la Final del Mundial de Sudáfrica, y el Gol es la esencia de este deporte.

Mejores jugadoras españolas de todos los tiempos: Conchi Sánchez, Natalia Pablos y Jennifer Hermoso.

Resumen Mejores Deportistas Españoles de Todos los Tiempos

Bruno Hortelano, Jordi Llopart, Yago Lamela, Manolo Martínez, Javier Castillejo, Rafael Nadal, Manuel EstiarteTalant Dujshebaev, Pau Gasol y Andrés Iniesta.

 Mujeres

Maite Zúñiga, Mari Cruz Díaz, Ruth Beitia, María Vicente, Joana Pastrana, Arancha Sánchez Vicario, Carolina MarínMarta Mangué, Amaya Valdemoro y Jennifer Hermoso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.