celula

En el Instituto de Ciencias Fotónicas (ICFO) de Barcelona trabaja un equipo de especialistas, dirigidos por Gerasimos Konstantatos, que está desarrollando nuevos mecanismos con también nuevos materiales para adaptarlos al campo de la energía solar. A pesar de las trabas que los Gobiernos y grandes monopolios ponen a las energías renovables y sostenibles, investigadores de todo el mundo, al igual que hizo Tesla, siguen buscando esa energía accesible para todo el mundo, “económica”, y que no contamine el medio ambiente. Este equipo del ICFO ha dado un paso más para cumplir el sueño de Tesla.

Innovator_SPA_2012_Gerasimos Konstantatos

Gerasimos Konstantatos proviene del MIT y ha sido galardonado con numerosos Premios dirigidos a los “doctores” menores de 35 años. En el MIT estudian y se perfeccionan los talentos más destacados de la ciencia en el mundo. España resulta el país más avanzado del mundo en el campo de la investigación de la energía solar. También encontramos en España el mayor Centro de investigación y más importante de Europa perteneciente al CIEMAT, la Plataforma Solar de Almería (en el municipio de Tabernes), que es también uno de los mayores y mejores del mundo. Las más importantes plantas solares del mundo, se construyen actualmente por empresas y con tecnología española, aunque poco a poco una Multinacional de Estados Unidos está acaparando el mercado de las placas solares, Multinacional que se nutre de personal cualificado proveniente de España y que al final será la que construya, relegando a las españolas a un segundo plano.

sociedad Celulas solares desarrolladas por el Institut de Ciencies Fotoniques ICFO en Castelldefels Foto ICFO

Pero este joven Doctor de origen griego reunió un equipo genial de técnicos e investigadores para trabajar en los laboratorios del avanzado Instituto barcelonés. Este equipo lo forma Maria Bernechea, Nicky Miller, Guillem Xercavins, David So, y Alexandros Stavrinadis. Entre otros avances, han descubierto un nuevo material que compuesto por elementos de la naturaleza, conforman una célula solar transparente y con mayor potencia de captación de la luz y transmisión de la electricidad resultante. Se trata de nanocristales AgBiS2, basados en elementos como el azufre, plata y bismuto que no son tóxicos ni contaminantes y se encuentran en abundancia en la naturaleza. Una buena alternativa al silicio que parece tener los días contados como elemento “estrella” en nuestros componentes electrónicos.

icfo-logo-intro

España ha sufrido un grave retroceso en cuanto a las energías renovables o sostenibles tras la nueva normativa que regula la producción y utilización de la energía eléctrica. Se puede enmascarar de cualquier manera, pero está claro que los sucesivos Gobiernos pretenden proteger el mayor monopolio energético del mundo (Red Eléctrica Española), a las dos Compañías eléctricas y a las otras dos que monopolizan las energías fósiles. La energía solar produce actualmente el 3.1 % de la energía eléctrica en España y en 2008, con el 2 %, era uno de los países que más adaptaban este tipo de energía en miras de autobastecerse, pero la progresión se fue frenando y actualmente todo hace pensar que no superaremos el 5 % ni en los próximos veinte años. A un ritmo “normal” de construcción de instalaciones, probablemente nuestra electricidad sería producida por energía solar y eólica en un 50 % del total, y ahora no seríamos el país del mundo con la factura de electricidad más cara. Aunque pensándolo mejor, nadie nos tragamos que el precio tenga que ver con una cuestión de costes, sino de simple “manejo político”.

celula solar

Las iniciativas de nuestros investigadores terminan siempre como patentes vendidas a terceros países, siempre ha sido así y siempre lo será: submarino, aparatos móviles de rayos X, traje espacial, autogiro, el autómata, la primera calculadora mecánica, el reactor a propulsión, despegue vertical de la aeronave Harrier, miles de inventos que a lo largo del último siglo han servido para desarrollar la tecnología actual y que siempre se reconocen por sus nombres comerciales (casi siempre en inglés) sin tener en cuenta su origen. Tampoco se ha aprovechado la explotación de ningún invento importante, hasta que se comprueba su éxito en el extranjero y se adquiere tarde y con redoblado valor. En fin, algún día valoraremos lo de casa como se merece. Unamuno no dijo: “que inventen ellos”, aunque muchos pretendan atribuirle tan absurda expresión. Hemos inventado siempre, pero o no se ha aprovechado o se ha tenido que ceder a terceros países su comercialización, por ineptitud, tanto de las Autoridades “incompetentes” como por parte de los empresarios poco “visionarios”. ¿Mini-placas solares para los teléfonos móviles? También lo están desarrollando en los laboratorios del IFCO.

Toni Ferrando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.