Hace ya bastantes años que las empresas vinculadas a las Tecnologías y a Internet generan unos beneficios desorbitados. Desde hace más de tres décadas Bill Gates aparece siempre en las listas de los hombres más ricos del mundo, y muchos años Forbes lo ha colocado en primer lugar. La tendencia en el 2018 resulta de aumento para este sector, pues las marcas más ricas del mundo siguen siendo Apple y Google a mucha distancia del resto, aumentando sus beneficios en un 16 % y 10 % respectivamente comparándolas al año anterior. Quién hubiese dicho hace tres décadas, cuando echaron a Jobs y rondaba la quiebra a los de la “manzana mordida”, que hoy en día sería la empresa más poderosa del Planeta.

Hay que hacer una puntualización antes de seguir nombrando marcas, pues comprobaréis que la lista contiene empresas “occidentales” más Japón y Corea del Sur, pues nuestro sistema económico facilita conocer los números para tasar las marcas, pero existen empresas chinas y árabes (Petroleras) que muy probablemente superen los ingresos incluso de la número 1, pero sus datos económicos no son facilitados públicamente, siendo estimaciones casi siempre a la baja y enmascarados por el Gobierno Chino o saudí dado el caso (resumiendo, datos no fiables). Además, casi todo se fabrica en China, así que parte del volumen generado por las empresas del resto del mundo termina o pasa por China. Por ejemplo, cuando se compra algo por Internet, dicho producto parte de China y aunque el beneficio se computa para la empresa operadora y tienda, gran parte de la realización se queda como beneficio en China. El ejemplo más claro lo tenemos en la tercera marca más rica del mundo: Amazon.

 

Amazon surge ya en los inicios de Internet, allá por el año 1994 y es la empresa que se convierte en Gran Compañía gracias a esta vía por primera vez. No fabricaban nada, ni su servicio iba más allá que facilitar la compra de algún producto (comercio electrónico). En aquel tiempo tomaban a su fundador Jeff Bezos como un “pirado”, pero hoy en día es imitado su mecanismo de hacer negocios y se enseña en las universidades de todo el mundo como modelo a seguir. Es la empresa de las diez marcas más ricas que más ha subido en el último año, con un 56 % de incremento. Cuando salió a Bolsa en 1997 una acción costaba 18 dólares. Hoy en día supera los 1000 dólares la acción, para alegría de aquellos accionistas que han tenido la paciencia de conservarlas. Para Forbes, su fundador va detrás de Amancio Ortega en ingresos, con una fortuna de 86 mil millones de euros. Tras Amazon se sitúa Microsoft de Bill Gates, una empresa que nos tiene acostumbrados a aparecer entre las cinco empresas más poderosas desde su fundación el 1975.

La mítica Coca-Cola se encuentra en quinto lugar de las marcas más ricas. Esta veterana empresa, fundada en Atlanta en 1886 (la marca se registró en 1893), sigue al pie del cañón. Resulta que una receta prohibida en más de 20 países del mundo, por contener extracto de coca (se ideó como una bebida energética), se ha convertido en una de las Compañías más poderosas del mundo. Quién se lo hubiese dicho a su fundador, el farmacéutico Pemberton, que su negocio da ahora la friolera de 57 mil millones de euros y que su brebaje (ya sin coca) se bebe en todo el Planeta, resistiendo imitaciones y bloqueos de todo tipo por más de 130 años.

A partir de la sexta posición encontramos ya a fabricantes tradicionales. Samsung, Toyota y Mercedes-Benz, aunque también están vinculados al mundo de la Tecnología, estos ya producen aparatos tangibles y sus radios de actuación también son planetarios. Samsung Electronics ha experimentado un aumento de la producción e ingresos verdaderamente espectacular y desde sus inicios en 1969 no ha parado de incrementar la venta, primero de televisores y luego de todo tipo de aparatos electrodomésticos, hasta ser la competencia directa de Apple y otras marcas norteamericanas y japonesas, situándose detrás tan sólo del “monstruo Jobs” en el sector. Le sigue Toyota que lleva fabricando automóviles desde 1933, y desde hace dos décadas rivaliza con estadounidenses y alemanes por ver quién fabrica más, siendo el número 1 la mayoría de las veces. Su rival Mercedes-Benz lo encontramos a continuación y con unos ingresos algo menores, 42 mil millones de euros, a tan sólo 4 mil millones de su competidor, un fabricante de motores y automóviles desde 1883, lo que lo convierte en la empresa más antigua entre los diez de la lista.

La marca Facebook se encuentra en novena posición con algo más de 39 mil millones de euros, y parece que su tendencia sigue a la baja, pues ha disminuido su volumen de ingresos en un 6 % con respecto al año anterior, motivo por el que vemos numerosas incorporaciones que abarrotan su portal queriendo ofrecer novedades continuas a sus millones de suscriptores (plataformas de juegos por ejemplo) y nuevos conceptos de comercio y negocios en general para abarcar más capital. En último lugar encontramos otra marca multinacional de la Alimentación, McDonald´s, que alcanza la friolera de 37.6 mil millones de euros. Ya son hamburguesas vendidas a dos dólares la pieza para alcanzar tan alto índice de ingresos.

Entre estas diez marcas se dan empleos directos a más de 2 millones de personas en todo el mundo, sobre todo en China, que es donde se fabrican la mayoría de piezas, componentes y materiales para exportar los productos tangibles. Pero curiosamente son las empresas que no fabrican nada los que destacan por sus enormes beneficios: Google, Facebook y Amazon. Algunas triplican el valor de lo conseguido por Mercedes, que lleva casi siglo y medio bregando, y llega Jeff Bezos a “trapichear” en 1994 con un simple teclado e Internet, y consigue que su Compañía cotice a más de 1000 dólares la acción. Daimler cotiza actualmente a 47,37 euros la acción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.