Una de las plagas más mortíferas para el ser humano desde hace más de medio siglo es el SIDA, o para ser más exactos el VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) que desencadena dicha enfermedad. Se calcula que existen más de 34 millones de personas afectadas por este virus letal en la actualidad, y han sido también millones las personas que han fallecido al contagiarse por distintos mecanismos. En el último año, en distintos laboratorios y hospitales españoles han avanzado en el estudio para una cura con resultados espectaculares y se ha demostrado que la lucha contra esta enfermedad puede tener los días contados.

En Noviembre del 2018 la revista médica online Redacción Médica publicaba el éxito de un nutrido equipo de especialistas de varios laboratorios y hospitales españoles: el Hospital Clinic de Barcelona, Idibaps (Institut d’investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer), el Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa y el Instituto de Salud Carlos III de Madrid. En un trabajo de colaboración lograron el primer caso de curación funcional a largo plazo de una paciente de 59 años con infección primaria de VIH. Los resultados pudieron ser contrastados en el X Congreso Nacional de GeSida que se celebró en Madrid ese mismo mes.

Desde entonces se han repetido los tratamientos en más pacientes en un proceso largo, pues la paciente curada necesitó de 11 años para dictaminar una curación por completo (ahora tiene casi 71 años). El mismo se trató de iniciar un tratamiento antirretroviral (lopinavir/ritonavir, emtricitabina, tenofovir) y a los dos meses el ARN del virus se volvió indetectable en plasma. Al retirar el tratamiento antirretroviral a los 12 meses no recuperó la condición de detectable durante los siguientes 10 años (periodo en el que no recibió más tratamiento antirretroviral), presentándose también una recuperación clínica completa y rápida, y una normalización del sistema inmunitario sin ninguna complicación médica.

Pero un equipo de Barcelona ha ido más lejos pues  han descubierto el remedio para el VIH. Mediante la utilización de los trasplantes de sangre de cordón umbilical de las personas con una resistencia genética al VIH. Los profesionales médicos españoles consideran que se ocupará de que el virus no prospere y muera, después de haber confirmado el proceso rentable con una persona afectada. Un hombre de 37 años de edad, de Barcelona, ​​que había sido contaminado con el virus del VIH en 2009, fue curado de la situación después de recibir un trasplante de sangre. Los médicos trataron inicialmente en Barcelona el método que utiliza el precedente de Timothy Brown (primer caso de curación registrada en el mundo), una persona VIH afectados que desarrolló leucemia antes de recibir remedio experimental en Berlín.

Javier Martínez-Picado, investigador en el IrsiCaixa prefiere que pase un tiempo prudencial para llamar a esta técnica “curación total” y ha demostrado que la sanación del hombre en Berlín no fue una mera anécdota, sino que mostraba el camino a seguir, tal y como se ha demostrado. El paciente tratado en Barcelona fue sometido a un trasplante de células madre en el 2016 con una mutación llamada CCR5 Delta 32 que impide la entrada del virus en las células diana del VIH, los linfocitos TDD4.

Muchos médicos y especialistas que llevan más de dos décadas intentando descubrir una vacuna o cura definitiva contra este terrible mal se han mostrado muy optimistas, aunque puntualizan que no se puede tratar a cualquier paciente por este método de trasplante. El Doctor Juan Carlos Bernardo de Quirós, del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, admite que la cura se puede producir en pacientes con leucemia o linfoma y así está demostrado, pero de ahí a que se pueda tratar a millones de personas con síntomas distintos, mediante un trasplante, no resulta eficiente y no es definitivo, pero si abre las puertas a la búsqueda de curas para cada diagnóstico y que todo ha dado un giro positivo con los últimos resultados obtenidos en nuestros hospitales. Con las nuevas inyecciones de antirretrovirales, que se podrán administrar cada ocho semanas, la vacuna preventiva que está probando la Fundación Bill y Melinda Gates en Sudáfrica, los ensayos de la propia IrsiCaixa de Barcelona, los avances son más que prometedores y los expertos aseguran que en los próximos 2 ó 3 años podremos hablar de la cura definitiva del SIDA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.