Todos los años en la localidad alicantina de Jijona (Xixona), Comunidad Valenciana, se celebra la más dulce de las Ferias de Navidad que se pueda imaginar, aprovechando el Puente de la Constitución y la Asunción, anuncio inequívoco de que entramos ya en la recta final hacia los días más esperados por los niños de todo el mundo. Jijona no es solamente la “meca del turrón”, ya que allí se elaboró por primera vez el turrón blando a mediados del siglo XIX, sino que existen una gran cantidad de dulces y helados, gran parte de ellos con el turrón como ingrediente, que se exhiben entre los días 6 al 10 de diciembre, en las diferentes barracas de la Feria.

El turrón (torró en valenciano) y la comarca de l´Alacantí tienen un mismo origen tradicional que ha quedado para la posteridad incluido en su Denominación de Origen. La receta del turrón, compuesta de almendras compactadas en miel y clara de huevo, ya se refiere en el recetario de Sent Soví, de la Edad Media, pero dicho recetario nos habla de numerosas recetas y no de la localidad de origen exacto. El recetario habla de la Cocina en el Reino de Valencia principalmente, pero también de la mallorquina, catalana y aragonesa de los siglos XII al XIV. Resulta más que probable que el turrón “duro”, el denominado de Alicante, se elaborara por primera vez en dicha capital, pues a finales del siglo XV las sucesivas cortes españolas ya recibían para la Navidad turrón elaborado y enviado desde esta ciudad mediterránea, con numerosas referencias históricas durante el siglo XVI. Además se elaboraba y se elabora un rico dulce, el panfígol, a base de higos y miel también muy rico y demandado, dulces que ya se preparaban antes de la venida del Islam, pero que éstos mejoraron, incorporando nuevos ingredientes y dándoles un formato más comercial (la llamada “barra catalana”).

La elaboración de turrón y otros dulces se extendió por toda la comarca alicantina, siendo en Jijona donde arraigó más fuerte, surgiendo grandes artesanos sobre todo a finales del siglo XVIII. El artesano Juan Sirvent Carbonell (1793-1865) elaboró la primera receta del turrón blando, saliendo actualmente de Jijona más de 5.000 toneladas de este dulce hacia los cinco continentes cada año. Tras el fallecimiento de este artesano, a finales del XIX, se trasladarían todas las fábricas de turrón de Alicante a Jijona, convirtiéndose en el núcleo industrial exclusivo para este dulce que conocemos actualmente. Ambos dulces, el de Alicante y Jijona, se han convertido con el paso de los siglos, en el dulce preámbulo que anuncia la Navidad en nuestro país, y también en numerosos países, sobre todo de Latinoamérica.

La IX Fira de Nadal de Xixona comienza el Día de la Constitución, por lo que este año se alarga un día más, hasta el domingo día 10. Habrá degustaciones y demostraciones de cómo se hace el turrón de yema tostada y el de piedra. Cuenta-cuentos, colaboraciones con la Cadena Ser de radio, talleres de decoración navideña, exhibiciones y competiciones de Pilota Valenciana, pasacalles por las bandas de música de la localidad, espectáculos de Danza, y un largo etc. Podéis consultar el calendario de eventos clicando aquí. Se han habilitado 5 parkings, dada la masiva asistencia del año pasado, pues se contaron más de 40.000 visitantes durante los días de Feria. Os recomiendo una visita al Museo del Turrón para conocer la evolución en la preparación de este rico dulce típico navideño.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>