Shimao es un emplazamiento neolítico localizado en la meseta de Loes, al Norte de China, en Shaanxi, cerca del cruce de dos de los afluentes del Río Amarillo, que recorre la región por toda su extensión. Esta región es famosa por sus yacimientos arqueológicos, como son la Tumba del Emperador Jing, los Guerreros de Terracota o largas secciones de la Gran Muralla, que se encuentra a escasos 10 kms del lugar que nos ocupa.

Los primeros hallazgos en Shimao se produjeron en el año 1976, pero la política de “secretismo” y superstición china impidió entonces cualquier trabajo serio ni excavación coordinada. En el año 2011 surgió el interés de los arqueólogos por esa zona pendiente de estudio, y al año siguiente el Instituto Provincial de Shaanxi, al mando de Sun Zhouyong, comenzó una magnífica y exhaustiva excavación, descubriendo lo que hoy en día es el mayor asentamiento neolítico de China.

La zona urbana de esta ciudad de 4000 años de antigüedad, se extiende por una superficie de unas 400 hectáreas, ciudad erigida con piedra, probablemente incluso antes de la Dinastía Xia, por consiguiente testigo mudo del encumbramiento de los primeros reyes chinos. Para hacernos una idea de su grandiosidad, la Ciudad Prohibida de Pekín no supera las 72 hectáreas y ya se considera grande y antigua, así que Shimao podemos considerarla como una “megaciudad” del Neolítico. En la ciudad destacan tres áreas diferenciadas: la meseta o plataforma de la ciudad imperial, llamada Huang Cheng Tai, de forma piramidal y amurallada, rodeando a ésta la ciudad interior y la exterior. El muro que separaba la ciudad imperial del resto alcanzaba los 20 metros de altura de media (10 pisos), y se han encontrado numerosos objetos ornamentales, estatuas y enterramientos en sus márgenes interiores, hecho que ha ayudado a corroborar que allí se ubicaba un gran complejo palaciego y religioso.

A mediados del 2016 se emprendió la excavación y reconstrucción de los extensos muros de piedra que rodeaban la ciudad. Muy cerca de la entrada al recinto y en su parte interior, se hallaron los restos de más de 80 cráneos de mujeres jóvenes, dispuestos de manera premeditada y con marcas de utensilios cortantes en lugares comunes, lo que determina el carácter ceremonial del enterramiento. No lo he leído en ningún estudio, pero puede ser una ceremonia relacionada con los miles de enterramientos encontrados en la Gran Muralla, que quizás no fuesen fallecidos a causa de los trabajos forzados y tuviese más de ritual que de castigo. Aunque, claro está, ante tantos enterramientos en fosas comunes hallados en la gran Muralla, a la fuerza muchos de ellos se debieron a muertes en combates y epidemias. Pero al menos los enterramientos más antiguos si se pudieron deber a ceremonias y rituales para la “protección” de los muros.

En estos casi 7 años de excavaciones, el yacimiento de Shimao ha aportado un bagaje cultural extraordinario. Solamente los murales polícromos hallados en lo que entonces era interior de la muralla, poseen un valor artístico incalculable, predominando los colores rojo, amarillo, negro y naranja, en unos motivos geométricos únicos en la cultura china y que luego evolucionaron a la par de la Arquitectura y el Diseño de la continuidad dinástica. También se han encontrado figuras de jade incrustadas entre las piedras. Los altos y robustos muros nos hablan de una necesidad defensiva y, por consiguiente, de la violencia que ya proliferaba por aquellos parajes hace más de cuatro milenios.

Aunque sigue habiendo cierto hermetismo para compartir los hallazgos realizados en China, poco a poco se van conociendo los descubrimientos que se realizan en este vasto país, que no para de sorprendernos. En el campo de la Paleontología, equipos españoles han visitado sus lugares más emblemáticos, movidos por los avances en Atapuerca, e interesados por aprender nuestras técnicas, pero se siguen mostrando reticentes con los occidentales y pocos investigadores son «invitados» a sus excavaciones. Así que deberemos esperar a conocer más detalles sobre Shimao y las conclusiones que los investigadores chinos quieran compartir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.