Aquellas películas de Ciencia Ficción con un mayordomo mecánico en plan robot se basaron en la película Metrópolis (Fritz Lang, 1927), y la ciencia y la tecnología fueron evolucionando tan deprisa que los conceptos han ido dejando obsoletas dichas películas. Desde dicho robot de Metrópolis hasta los nuevos asistentes Google Home y Amazon Echo, la domótica ha ido adaptando nuestras necesidades a los tiempos y, aunque en 1927 nuestras necesidades fuesen parecidas, la tecnología del siglo XXI hace posible superar cualquier ficción nacida en el siglo XX. Internet marca la diferencia, pues ya no se necesita ningún “superordenador” para mandar, centralizar y programar dichos artilugios. Adaptar uno de estos altavoces “inteligentes” a cualquier androide, en plan C3PO, es más que posible, todo depende de nuestras posibilidades económicas.

Probablemente el Altavoz Inteligente es el presente que nos va a facilitar la vida y en el futuro a corto plazo lo adquiriremos del mismo modo que le damos prioridad a nuestro smarthphone. Ahora lo consideramos un “capricho”, pero pasará a ser un valioso “juguete”. El primer altavoz que salió al mercado fue el Amazon Echo y, después de compararlos, me atrevo a decir que Google Home es una buena imitación del primero, aunque creo que no lo supera en prestaciones. Lo positivo de Google Home es que probablemente se irá sofisticando a mayor velocidad que su rival comercial, ya que las herramientas del “monstruo Google” evolucionan con más rapidez que sus rivales.

Visto el video de demostración del final del post, poco puedo añadir a la utilidad de estos altavoces inteligentes. Son muy similares. Aunque todavía no podemos centralizar la totalidad de electrodomésticos, cada día éstos se actualizan para interactuar con nuestro móvil y, todo lo que reciba Internet e incluso Bluethoot, puede ser susceptible de manejarse por voz a través de nuestro asistente. Así que no solo podremos solicitar una determinada música, o encender o apagar y manipular determinados aparatos de la casa que interactúen con nuestro ordenador o móvil, sino que poco a poco todo lo podremos manejar por voz a través de ellos. Algo muy interesante es que podemos solicitar ayuda general en cualquier momento, algo importante para las personas mayores y niños a la hora de consultar e incluso de pedir apoyo en caso de emergencia. En este campo Google, con su inmensa base de datos, presume de superioridad.

 

Amazon ya va por la tercera generación de su Alexa y lleva ventaja en cuanto a este tipo de asistencia se refiere, pero quizás alguna marca ya está elaborando asistentes más sofisticados. Sería genial que la competencia abaratara los asistentes ya que el más barato cuesta 59 euros y es el Google Home mini. Pero reunir buenos altavoces, tanto de una marca como de otra supera los 100 euros y si los queremos en distintas estancias de la casa u oficina, el gasto se multiplica.

Comparativa

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.