La tenista española (nacida en Caracas) Garbiñe Muguruza, ha ganado a los 23 años de edad, el Torneo del Grand Slam más importante sobre hierba, el Wimbledon, al derrotar en la Final a Venus Williams, una leyenda viva del Tenis Mundial, que ha visto un tenis arrollador por parte de la española, consiguiendo batirla en un primer set bastante disputado, y arrasando con un 6-0 de juego agresivo y sin fisuras, por la que seguro lleva camino de suceder a las grandes de este deporte.

Parece ser que el destino quiere que las hermanas Williams, todo un referente de este deporte, sean las que eleven a Garbiñe hasta lo más alto, pues el año pasado sería Serena la que cayó ante su gran juego en la Final de Roland Garros, y ahora su hermana mayor Venus, con casi 15 años más de diferencia con Garbiñe, la que va dejando paso a las nuevas generaciones de Campeonas.

En el año 2015 ya disputó Garbiñe una Final en Wimbledon, esa vez con Serena Williams. Tras el partido la estadounidense vaticinó que “seguro la vería de nuevo en futuras finales y que ganaría”, pues bien, se ha cumplido el pronóstico, aunque esta vez haya sido contra su hermana, ya que Serena está de baja por maternidad. Como no puedo callar críticas (es algo más fuerte que yo), quizás se echa de menos un “espíritu más competitivo” en Garbiñe, pues una Campeona no debería terminar casi todos los Torneos importantes en segunda ronda. Con estos dos grandes torneos conseguidos, al alcance de pocas mortales de la Tierra, demuestra tener una categoría que se debe plasmar ya en su palmarés. Sé que no resulta fácil, pero debemos animarla para que mejore y muestre un juego más solido y no por rachas.

El pasado 2016 seguí con atención la singladura de Garbiñe por los Juegos Olímpicos y me dejó algo decepcionado: es superior técnicamente a la que ganó la Medalla de Oro, pero no pareció tener la cabeza centrada en el partido, donde quedó eliminada (precisamente contra la que luego sería campeona). Terminando los cruces ocurrió el percance con los Mixtos, donde se vislumbraba una medalla para ella y su pareja Rafa Nadal, pero no disputaron las semifinales por abandono, algo que todavía no me explico. Dicen que por problemas físicos y otros dicen que por reservar a Nadal, que seguía compitiendo en las otras dos categorías y con miras a medallas… En fin, supongo que Garbiñe tendrá más oportunidades para conseguir medallas porque es muy joven (23 añitos), pero el tiempo pasa deprisa y debe agarrar con fuerza su mejor espíritu competitivo para conseguir entrar en la leyenda del Tenis Mundial. De momento ya es una leyenda del Tenis Español al conseguir su segundo Grand Slam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.