Con la principal colaboración de los Historiadores de National Geographic se presentó una nueva serie biográfica para conocer a los más grandes pensadores y artistas, en principio, del siglo XX. Pero esta vez han querido dar una visión no sólo centrada en la dedicación que dio fama a cada personaje, sea en el campo científico o artístico, sino que han querido mostrar su faceta más humana. Con el título de Genius y en clave de Serie Biográfica a capítulos, ya se ha emitido la biografía de Einstein y está en marcha la vida de Picasso. Curiosamente en ambos personajes tenemos un tercer y cuarto capítulos dedicados a sus épocas más “desconocidas” y emotivas, capítulos que merecen ser calificados como “freudianos” por la importancia que se dedica a sus relaciones sentimentales y sexuales, algo muy poco frecuente en las series para la televisión biográficas en general.

En la vida de Einstein se ha “descubierto” a un personaje histórico promiscuo con las mujeres y, al menos a mi me lo parece, poco escrupuloso con los sentimientos de sus parejas. Dejan claro que las primeras teorías del genio universal se debieron a su primera esposa Mileva. Parece que últimamente se nos quiere transmitir la idea de que, haga lo que haga el hombre, su posición siempre fue y será machista y misógina. Si hace un siglo Freud intentó observar al ser humano desde una perspectiva dirigida y relacionada con su sexualidad, parece que los científicos de National Geographic se han propuesto ahora “psicoanalizar” la conducta humana desde esa misma perspectiva. No ha sido un intento directo y claro, pero si me parece una postura “preparatoria” para una difamación histórica mayor, sacando de contexto la realidad histórica de cada época. Por ejemplo: juzgar la esclavitud de hace dos siglos olvidando el contexto de la época, la mentalidad de todos los protagonistas y de las leyes entonces vigentes, sería un juicio parcial. Creo que sería equivalente a juzgar al Cristianismo del mismo modo en el siglo VIII como  en el XX, totalmente descabellado. Sólo con decir que en el VIII se permitía el Matrimonio a los sacerdotes y en el XX no (en ciertas ramas minoritarias protestantes si), ya es suficiente como para describir dos mundos distintos. Einstein se inspiró en numerosos factores y ayudas de compañeros y de Mileva para sus enunciados, e incluso aprovechó muchas ideas surgidas en el Registro de Patentes donde trabajaba, pero creo que sería un error restarle méritos a toda su carrera por ello. Me parece que en esta serie se intenta de algún modo “desacreditar” a los genios humanizándolos a la ligera.

En la Serie que se está dedicando a Picasso, donde Antonio Banderas interpreta al artista en su época final, los dos primeros capítulos me han parecido bastante enrevesados. No siempre se acierta en el orden de las retrospectivas temporales y acometer una serie en “espiral” puede tener resultados negativos, pues el espectador televisivo observa de un día para otro cada capítulo y si se “pierde” un poco, deja de poner interés. Por eso creo que se ha abusado un poco de las idas y venidas en el tiempo quizás para aspectos de su vida poco relevantes. Del mismo modo ocurre en la vida de Einstein, es a partir del tercer capítulo cuando toma fuerza y humanidad, coincidiendo ambas series en la época de éxito para los genios. Del mismo modo también coinciden con sus épocas sentimentalmente de mayor actividad, relacionándose con varias mujeres en ambos casos.

La actriz Samantha Colley interpreta al primer amor de Einstein y también a una de las amantes de Picasso, con mucho menor peso protagonista, pero parece que gusta a la Productora. Otros actores que aparecen en ambas series son T.R. Knight y Johnny Flynn. Jordi Mollá será el tío de Picasso apareciendo en tres de los capítulos. En principio cada personaje histórico constará de 10 capítulos, de los que, en el caso de Picasso se han emitido 4, con la entrega del 5º para el próximo 22 de mayo. Hasta el momento, los casi 11K votantes del IMDB han valorado con un alto 8.4, quizás por lo mismo que os contaba: cada vez más nos importa en mayor medida la faceta humana de los personajes históricos que sus logros, el personaje en sí en un todo y no como esa especie de “extraterrestres” a los que nos tiene acostumbrados la Literatura y el Cine. Mi valoración ha sido de un 7. Ya se tiene programada una tercera temporada pero no han desvelado quién será el próximo genio.

La idea de la serie partió de Kenneth Biller y Noah Pink, contando con la participación de varios directores para los distintos capítulos, formando un ejército de asesores, creativos y actores. Consiguió en el 2017 varios premios Emmy y otros también importantes, como de la crítica de la Academia y de la Society. También fue nominada en muchos apartados a los Globos de Oro. Las principales compañías productoras han sido EUE / Sokolow, Fox 21 Television Studios, Imagine Television, MWM (MadisonWellsMedia) y se ha utilizado el canal distribuidor de la National Geographic. Creo que es una serie muy recomendable para tener una visión más profunda de los personajes retratados, aunque no me ha gustado mucho el montaje, bastante enrevesado para ser capítulos vistos de un día para otro o de una semana para otra. Si tenéis oportunidad de verlos consecutivamente, pues mucho mejor. En cuanto a la “rigurosidad histórica” de la Serie, al menos a mi me plantea numerosas dudas, sobre todo en el caso de Picasso, quizás por ser su trayectoria menos conocida que la de Einstein, algo que suele pasar con los genios españoles a la hora de ser estudiados por los anglosajones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>