Fargo da título a una gran serie de relatos, película y también serie de televisión cuya tercera temporada se está emitiendo a la espera de su tercer capítulo. Las dos anteriores temporadas marcaban magistralmente un nuevo modo de ver los thrillers, el género de intriga y suspense como los grandes creativos de la gran pantalla saben transmitir: manteniendo el interés desde el primer segundo, nada previsibles, y el público lo agradece. En el Índie IMDB supera con sólo dos capítulos emitidos la puntuación 9, con más de 2.200 votantes, indicando claramente un trabajo de lo más convincente y recomendable, a la altura de Breacking Bad y superior a casi todo lo visto hasta ahora. Desde luego no os la podéis perder.

Atmósfera, música, tempo, genuinos primeros planos, fotografía y grandes escenarios helados nos ofrecen, al más puro estilo de los hermanos Cohen, las consecuencias más racionales posibles, donde los hechos no siguen la pura lógica sino que se tiene en cuenta “accidentes”, malentendidos típicos de la vida real, que conducen los acontecimientos a las más diversas e imprevisibles situaciones caóticas de los personajes.

Llama la atención la variedad musical entorno al Country, Blues y al Pop en general, destacando un desgarrador cante tribal de los indígenas americanos, cante ancestral y muy hipnotizador además de peculiar, porque (y lo digo siendo profano en la materia), tales sonidos de la voz humana contienen similitudes sorprendentes con culturas alejadas en el espacio y el tiempo, en culturas como la japonesa o en el Pacífico Sur, de modo que transmite un gran sentimiento aunque no se conozca el significado de las palabras. Es el milagro de la música, un factor determinante para la óptima realización de una película o serie. Para el montaje musical en esta serie se cuenta con Jeff Russo.

En cuanto a la dirección para esta Tercera Temporada de Fargo se sigue contando con la creatividad de Noah Hawley, que escribe y conduce magistralmente la serie cuidando hasta el mínimo detalle. En la Producción cuentan con los ya nombrados Cohen, pero también una lista de Productores Ejecutivos de la talla de Robert de Laurentiis, John Cameron, o el propio Noah Hawley, etc. En cuanto al plantel de actores, me ha sorprendido ver a un Ewan McGregor interpretando dos papeles principales, los hermanos Stussy, ambos llevados de manera “apasionada”, en un trabajo más que notable. Actrices como Carrie Coon y Mary Elizabeth Winstead seguro que tienen un futuro asegurado en Hollywood por su buen hacer. También se ha contado con el mítico director/actor Scott Hylands para un papel en los tres primeros capítulos. En fin, si ya me enganché a las dos primeras temporadas, por el aliciente añadido por contemplar la recreación de crímenes reales, en esta tercera, que ha comenzado con la intrigante escena en una comisaría alemana del Este, con la misma directriz de estar “basada en hechos reales”, resulta una serie de lo más recomendable y seguro que exitosa para MGM Televisión y FX Producctions.

Toni Ferrando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.