Siempre alabamos las series policíacas norteamericanas y las hay muy buenas en verdad, pero les falta a la mayoría esa atmósfera llena de intriga y suspense que sólo las buenas series europeas saben transmitir. Los Casos del Departamento Q es una serie sencillamente genial, con todos los elementos que debe contener una serie de investigación y con un hilo conductor muy bien construido, sin faltar tampoco el toque exótico, aportado por el Ayudante Assad, que equilibra las “mentes cuadriculadas” y frías del norte de Europa. No resulta una novedad que Suecia y Dinamarca nos sorprendan de vez en cuando con buenas producciones, y cuando pensamos que Millenium u otras sagas parecen insuperables, llegan otras películas o series verdaderamente sobresalientes.

La serie se ha rodado en danés, a pesar de que es una producción en colaboración entre cuatro países: Dinamarca, Alemania, Suecia y Noruega. Los capítulos rondan el tiempo de los largometrajes, incluso alguno supera las dos horas, por lo que varias cadenas han optado por dividirlos en dos o tres partes cada uno. El primero, “Misericordia”, se emitió en el año 2013, luego se rodaron otros dos, “Profanación” (2014) y “Redención” (2016), todos con una valoración en el IMDB superior a nota 7, por votación mayoritariamente estadounidense, así que sabiendo lo “caseros” en cuanto a la aceptación de este público para las series y películas extranjeras, nos da a entender la gran calidad que atesora.

El director noruego Hans Petter Moland se ha encargado del último capítulo “Redención”, director reconocido desde el año 2000 por su gran película “Aberdeen”. Los otros dos capítulos los ha dirigido el danés Mikkel Norgaard (guionista de Millenium), que ya tiene una larga y excelente experiencia como Ayudante de Dirección o dirigiendo series desde el año 2003. Actualmente está rodando capítulos de la serie Buena Conducta.

Los actores principales son Nikolaj Lie Kaas, que encarna a un amargado exmiembro de Homicidios Carl Mork y Fares Fares (protagonista en la serie Tyrant), un actor de origen libanés con el papel de Assad, ayudante y único amigo del anterior. Los demás actores realizan una puesta en escena de altísimo nivel. Me ha sorprendido gratamente la actriz danesa de origen serbio Danica Curcic, que realiza el papel de Kimmie, y sobre todo la actriz Sarah-Sofie Boussnina, que encarna a Kimmie adolescente, conocida a pesar de su juventud (27 años) por numerosas participaciones en series (Claudia en la serie 1864). La serie está clasificada para Mayores de 18 años pues contiene algunas escenas eróticas, se fuma mucho y se suceden las escenas de violencia de todo tipo, pues los casos abiertos tratan asesinatos muy violentos. A quien le guste el género Thriller, no puede perderse por nada del mundo esta trilogía construida magistralmente en todos los aspectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.