El motivo por el que la película de Ciencia Ficción Upgrade no haya tenido “tirón” en España puede venir motivado por su modesta producción, enteramente rodada y costeada en Australia, rondando los 5 millones de dólares, cantidad que cualquier película “chorra” española cuesta normalmente. Pero la cuestión pasa por reconocer lo bien invertido los millones de dólares, no ya por sus beneficios que está reportando el largometraje, pues supera los 16 millones de dólares, sino de la calidad del producto, pues está muy bien realizada y con una acción que te mantiene pegado a la pantalla durante los 95 minutos que dura.

Existe un detalle de la película Upgrade que no se refleja en los informes ni reseñas de la Web, y es algo que me sorprende, ya que en los créditos de la misma aparece Steven Spielberg como “asesor” destacado, un dato importante, pues en sus inicios, Spielberg supo sacarle partido a los bajos presupuestos como nadie. En mi opinión, se nota y bastante la mano del director norteamericano, pues se transmite esa atmósfera de suspense e intriga que suple perfectamente la falta de atrezo. Si a esta producción se le aumenta el presupuesto solo multiplicado por diez, estaríamos hablando ahora de un nuevo “Blade Runner” y no la segunda parte que fue decepcionante en muchos aspectos. Precisamente uno de ellos eran los decorados y tecnología que no aportan nada destacado, así que se me antoja mucho más interesante Upgrade, ya que toca el tema “ciborg” desde otra perspectiva algo más intrigante que la construcción de una criatura artificial.

Upgrade se estrenó en Australia en el mes de junio del 2018, unos días antes que en Estados Unidos. La Crítica y el Público salió de las salas bastante sorprendido por su calidad y en el índice IMDB está valorada con un 7,6 sobre algo más de 88K votantes, una nota más que buena y que nos dice mucho de la opinión general. En las principales páginas cinéfilas españolas también está valorada con una puntuación notable, así que resulta una película de lo más recomendable para ver. No me extrañaría nada que cualquier productora norteamericana esté realizando ya una versión “poderosa”.

 

El film lo ha escrito y dirigido el joven actor y director Leigh Whannell (42 años), que estrenó su nueva faceta dirigiendo la serie Lavalántula. En la producción encontramos a Jason Blum y a las compañías australianas Blumhouse Productions y Goalpost Pictures. Los actores principales son Logan-Marshall Green, Melanie Vallejo y Steve Danielsen. Se ha rodado íntegramente en Melbourne, tanto los exteriores como las tomas de estudio. Me ha encantado la película y si no se es muy exigente con el “aparato” que suele llevar una película típica de Ciencia Ficción, pues nos han acostumbrado a las “luces de Hollywood”, estoy seguro que también os sorprenderá.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.