Tuvo que ser a la quinta Final cuando España consigue por fin ser Campeona de Europa de Balonmano. Ya hemos dejado de ser por fin los “eternos segundones” en nuestro Continente, a pesar de ser dos veces Campeones del Mundo, además jugando de manera brillante y salvando dificultades en un Torneo muy largo y duro, con lesiones y también algunos malos partidos.

La primera parte de la Final ha tenido color amarillo, pues los suecos han jugado rápidos tanto en defensa (6-0) como en ataque, con tiros a 9 metros muy efectivos y saliendo al contraataque a gran velocidad. De hecho, ha terminado el primer periodo ganando de dos goles de ventaja y con muchas dudas en el equipo español.

En la segunda parte ha llegado la disciplina para una estrategia defensiva impecable, y las paradas de Sterbik, que ha sido un coloso bajo la portería, y eso que llevaba un mes sin ver portería. Se le ha considerado el MVP del partido. Con la defensa mixta española (unas veces 2-4 y algunas otras hasta 3-3), España comenzó un segundo tiempo de película, anotando en los primeros 10 minutos un parcial de 6-1, lo que ponía a España con una ventaja de 2/3 goles, perspectiva que ilusionaba a los hispanos.

Suecia intentó variar su estrategia de ataque, pues se les había atragantado la defensa española, pero sin resultados positivos. En 20 minutos, los suecos sólo habían anotado 2 tantos. Ni con 7 jugadores en ataque lograron batir a Sterbik. Ya con una ventaja española de 7 tantos a falta de 5 minutos, se dedicaron a intercambiar goles porque España había sido superior en el día de hoy. Al final, 29 a 22 a favor de la Roja. Por fin la Medalla de Oro en un Europeo de Selecciones Absolutas viajará para España. ¡¡Enhorabuena!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>