Aunque Beyoncé y Sofía Vergara sean dos mujeres de belleza espectacular, no son las inventoras del “perreo” ni del Twerking, baile que eleva el ejercicio físico a un nivel estratosférico en las mujeres. Desde hace poco también muchos hombres se han unido a la “movida”. De hecho, el Twerking actual y más sofisticado nació en un gimnasio y lo creó una deportista que lleva este baile a una ejecución perfecta, Lexy Panterra, una californiana “niña prodigio” de las carreras de motos (herencia genética de su papá campeón), que pasó a dedicarse a la interpretación desde que se vieron sus primeros bailes tan originales hace ahora 4 años.

Pero vayamos por partes. Todo baile tiene una base musical y está claro que el estilo “rap” o Hip Hop, que evoluciona hasta el actual Reaggeton es lo que mueve los traseros a ese ritmo frenético. Sí, seguro que hay comunidades en África que bailan de manera similar, como dijo Beyoncé, y que el Twerking se dice “perreo” en Colombia, bailándose desde hace décadas, como dice Sofía Vergara, pero con fundamento y según los apuntes de los “musicólogos” estadounidenses (la Wiki en habla inglesa), el actual Twerking nace en el año 1993 de la mano del artista DJ Jubilee donde se incluye el término “twerk” por primera vez en el álbum “Do it Jubilee all”. Pero realmente como “baile de masas” no sucede hasta más de dos décadas después. Sin escandalizar, desde el año 2012, cuando las grandes estrellas de la canción comienzan a “menear el trasero” de manera más provocativa que nunca adoptando el baile.

La segunda parte del tema es que existen distintos movimientos y ritmos para el Twerking, desde el más cadencioso y sensual, hasta el frenético cuyo ejemplo lo podéis contemplar en el último video. Así tenemos otros “estilos” dentro de un mismo estilo, llamados “booty shaking,” “p-poppin”,  “pussy-poppin” y el “bounce” dependiendo del ritmo y el contexto musical. Está más que claro que Lexy Panterra ha contribuido a ser “aceptado” este baile tan provocativo y a que las chicas se atrevan a bailarlo, pero Miles Cyrus, Rihanna y, todo hay que decirlo, antes que ellas Beyoncé, son las que más movimientos “aprovechan” del baile del Twerking.

Pero sin una música “interesante” y pegadiza no hay éxito, y la aparición de Bruno Mars, Pit Bull y Major Lacer se llevan las ventas y visitas a cifras de récord. Casi 155 millones de visualizaciones desde su publicación en 2013 de este video:

En cuanto al ejercicio físico, no quiero ni pensar lo que las rodillas soportarán en tales posturas forzadas, aunque no he leído nada negativo al respecto. El video que dispara la fama del twerking, también de Major Lacer, el tema Bubble Butt, con la colaboración de  Bruno Mars, 2 Chainz, Tyga & Mystic y con casi 54 millones de visualizaciones desde el 2013, resulta un rotundo éxito, pero las emisoras tardaron más de un año en pincharlo por sus connotaciones tan evidentes a los glúteos femeninos. Hace menos de un año tenía tan sólo 6 millones de visualizaciones, síntoma claro de que el Twerking está desplazando definitivamente al Reagetton y sus bailes poco “enérgicos”:

Una mezcla de baile y gimnasia (aerobic) evoluciona del twerking claramente, como en esta sesión del video a ritmo de Die Antwoord que apenas lleva unos días publicado y, sin ser un video oficial, lleva la friolera de casi 20 millones de visualizaciones, un claro síntoma de que el estilo evoluciona y gusta:

Toni Ferrando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.