Entre el año 2012 y 2014 intenté averiguar cuántos Funcionarios del Estado había en activo, animado por la noticia que entonces circulaba asegurando que con Zapatero se había alcanzado el récord en toda la Historia de España, con 4.7 millones. Pero me llevé la sorpresa de que ni siquiera en la Página Oficial del Estado sabían dar este dato, ofreciendo como cierta la cantidad de 2 millones y una cantidad añadida “incierta” de otros tantos. Entonces, ¿cómo pudieron los medios conocer la cantidad exacta que ni siquiera el Estado era capaz de contabilizar?

La razón que se daba en la Página Oficial del Estado era que existían Funcionarios interinos, otros que poseían plazas “no ocupadas”, o en vías de “ocupar” una y renunciar al resto de aprobadas (parece que hay Cracks que aprueban varias oposiciones), empleados del Estado que sin ser “oficialmente” Funcionarios ejercían como tales (caso de los famosos Asesores de los altos cargos públicos), empleados “subcontratados” del Estado que no dependían directamente de la cartera de contrataciones estatales y por consiguiente eran Funcionarios pero no registrados como tales, etc, etc, etc. También habían y hay (aunque muy pocos ya) empleados de las 12 a 20 empresas que todavía mantenía el Estado.

La primera pregunta que se me ocurre al respecto es: si el Estado ha vendido y privatizado sus empresas, ¿dónde tiene empleados a sus Funcionarios? Pero antes de responder a esta pregunta, debemos primero intentar averiguar cuántos hay en activo en la actualidad y reconocidos en la Página Oficial. Aunque existe un Registro de Funcionarios Habilitados (RFH) desde el año 2007, ampliado por el artículo 16 del Real Decreto 1671/2009, no es hasta el 8 de enero del 2014 que se regula el Registro de funcionarios habilitados, fechas que cualquier ciudadano podía conocer, no la identidad de dichos empleados, sino el número de registrados, pero hoy en día es una información de casi imposible acceso sin las credenciales electrónicas pertinentes. A pesar de que se encuentra ubicado en el directorio de “Transparencia”, ese dato no figura, aunque si todos los Funcionarios se han ido registrando, tal y como obliga la Ley (ambigua, pues tampoco obliga), la estadística debería de aparecer para completar el registro que se ha ido compilando desde hace años. Así que toca sumar los empleados de todos los sectores que dependen del Gobierno de España, del Estado.

 

  • Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentacion y Medio Ambiente
  • Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperacion
  • Ministerio de Defensa
  • Ministerio de Economía, Industria y Competitividad
  • Ministerio de Educacion, Cultura y Deporte
  • Ministerio de Empleo y Seguridad Social
  • Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital
  • Ministerio de Fomento
  • Ministerio de Hacienda y Función Pública
  • Ministerio de Justicia
  • Ministerio de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales
  • Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad
  • Ministerio del Interior

Se supone que en estos 13 ministerios se reúnen los Funcionarios, a su vez vinculados con los dependientes de Comunidades Autónomas, Diputaciones Provinciales y Ayuntamientos. Tampoco debemos omitir a los empleados de la Casa Real pues, aunque gocen de distinto tratamiento, no dejan de ser Funcionarios, como decía Ortega y Gaset: “empleados al servicio del público”. Según la EPA (Encuesta de Población Activa), los datos a este respecto son mucho más moderados que los facilitados hace unos años en la Página del Estado y que eran “aproximados”. A pesar de que existe una propaganda interna en el actual formato de esta página, proclamando la TRANSPARENCIA, no se informa de nada en concreto y se han suprimido todas las informaciones que en anteriores gobiernos se facilitaban. Según fuentes de los periódicos El Mundo, El País, El Confidencial, etc., y que he consultado para el año 2016, el número de empleados públicos ronda los 3 millones actualmente, dando como mayor cantidad posible los 3.3 millones. Según datos de esta agencia de estadística, nunca se ha sobrepasado los 3.31 millones alcanzados en época de Zapatero.

Probablemente la venta de las últimas 12 empresas estatales (ahora quedan 8 más o menos), ha rebajado el número con respecto a otros estudios, pero me parece escandaloso que exista más de un millón de funcionarios “desconocidos” incluso por el Estado, pues no pueden aparecer 4.7 millones en 2011 (1 Funcionario cada 100 habitantes) y reducirse actualmente la cantidad a 3.3. ¿Cómo es posible que se redacten unos Presupuestos Generales del Estado sin saber cuántos empleados se tiene en nómina? Me parece que el Estado, si desea saber en realidad cuántos cobran nómina del Estado, debería reducirles a todos el sueldo a la mitad y, cuando se manifiesten delante del Congreso de Diputados, hacer un recuento de ellos, porque seguro que se manifiestan todos para protestar.

César Metonio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>