Hace unos días amaneció la población de Alcoy sorprendidos por las declaraciones de una política del Partido Podemos (nacional), Rita Bosaho, criticando la Cabalgata de Reyes de Alcoy, porque en la misma aparecen pajes, mayormente adolescentes, que se disfrazan de negritos embadurnándose la cara con betún, en un acto calificado como “racista”, a la manera del “blackface” estadounidense, una costumbre que tenían los músicos y artistas en general blancos para “hacerse pasar o representar a los afroamericanos” en las actuaciones. Dicha práctica dejó de emplearse a partir de 1960.

Bueno, esta política nacida en Guinea Ecuatorial y Diputada por la circunscripción de Alicante, ha caído en la cuenta de que tras 132 años consecutivos de Cabalgata en Alcoy (es más antigua pero en años alternos), tanto el “rey negro” como los pajes son, además de particulares, los más queridos en dicha celebración por los niños y mayores. De hecho, no tendría sentido esta Fiesta sin ellos. Ya simplemente por ese motivo, por el cariño que transmiten, debería avergonzar a dicha política por sus infundadas acusaciones. Pero con esto del racismo están surgiendo tantas contradicciones últimamente, que sospecho “otros intereses” mediante la provocación, además de conseguir “propaganda gratuita” y favorecer a los que critican, ya que no hago tan ignorante a esta política de Podemos, que habla desde Madrid, como para calumniar una Fiesta de carácter Turístico Nacional y de Bien Cultural Inmaterial, que aspira a ser reconocida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Esta Señora, Rita Bosaho, que nadie conocía fuera de su ámbito político, se ha hecho popular como mínimo en esta ciudad alicantina, gracias a su desafortunada por ofensiva declaración, pues tilda de racismo a toda una población, cuya única culpa es la de mantener una de las tradiciones cristianas más queridas: la celebración de la venida de los Reyes Magos de Oriente, en una representación que siempre debió ser y es de carácter exótico (pues “vienen de Oriente”), llena de fantasía e ilusión, imaginando lo que debió ser la original hace más de 2000 años y no “lo que debió moralmente ser”, que parece, es la intención de esta política de Podemos, incitando a su censura, postura que ni en la sede de Podemos de Alcoy comparten, invitándola a que contemple en directo un Acto lleno de entrañable cariño humano y fantasía hacia los niños y toda la gente en general. Con esta invitación, se espera que rectifique sus graves acusaciones.

Ya que esta Señora, Licenciada en Historia por la Universidad de Alicante, sacó a relucir el pasado racista norteamericano, ya en mi opinión, le debo decir que ese problema nunca existió en Alcoy, y mucho menos hace un siglo, ya que nunca han residido personas de color en dicha población hasta después de los años 80s del siglo XX. Las personas afroamericanas de las bases americanas que han vivido esporádicamente desde los años 60s, se han sentido en esa población, mejor atendidos que en sus lugares de origen. Así que siempre ha sido un elemento exótico y multicultural para darle más espectacularidad a las celebraciones, centrando todo el interés de los niños, ya que los pajes son los que reparten los regalos y las alegrías por toda la ciudad. Resulta todo un honor salir de paje, pero se tergiversa ahora la imagen, queriendo convertir el acto en una falta de respeto, en mi opinión, infundadamente.

Pero nunca me conformo con defenderme de declaraciones fuera de lugar, ya que le preguntaría a Rita Bosaho si le parece bien que el Sindicato de Actores de los Estados Unidos tenga que sufrir todos los años las amenazas de los actores afroamericanos porque consideran que “tienen menos papeles que los blancos” y se sienten discriminados. Ya consiguieron el privilegio de un mínimo del 10 % de papeles para los actores de color en las series de televisión y en los largometrajes, por eso los vemos aparecer anacrónicamente en películas fuera de contesto histórico, como de vikingos o miembros de las cortes europeas. Ahora atacan a la Academia de los Oscar, porque consideran que no obtienen los premios “merecidos”. Ya llevan varios años boicoteando la Gala y no me extrañaría que consiguieran lo mismo, es decir, jurados y premios por condición y no por méritos. Me gustaría saber qué opina Rita Bosaho al respecto. Una cosa es luchar por los Derechos Humanos, y otra muy distinta, buscar la “realeza”, una posición de poder por imposición y no por méritos o trabajo, algo que a lo ya nos tienen acostumbrados los políticos. Si Rita considera el Blackface ofensivo tiene un fundamento, pero en su entorno espacial y temporal de Norteamérica.

En un país donde no existían personas de color y que sólo ahora forman parte de la ciudadanía, se ha hecho un esfuerzo para eliminar las costumbres que se puedan considerar racistas. Se intenta que se sientan a gusto, contratándoles para spots publicitarios y cine, acceden a cualquier puesto laboral, aparecen representados en los juguetes, etc., aunque sean un porcentaje ínfimo de la sociedad española. Los hay marginados, pero también en número muy inferior a los autóctonos. Quizás Rita Bosaho quiere ir más allá para conseguir popularidad, aunque eso le cueste a la población de Alcoy su candidatura por una Cabalgata de Reyes como Patrimonio de la Humanidad, algo que quizás ya ha conseguido o, como mínimo, ha retrasado en varios lustros, pues en la ONU no están para bromas. Me parece además oportuno felicitar a esta diputada por morder la mano que le dio de comer, pues representa a Alicante en las Cortes y Alcoy pertenece a la provincia (por si no lo sabía).

En sólo un día (el 20 de diciembre), se recogieron 9.000 firmas, a través de las redes sociales, en apoyo de esta Fiesta Navideña que culmina el 6 de enero, con la intención de mandarlas a la ONU, ya que parece que Rita está recogiendo también firmas para “modificarla”. Si caben papás noeles centroafricanos y afroamericanos, ¿por qué no reyes magos y pajes europeos caracterizados? Si Rita no acepta la invitación de los alcoyanos, debería al menos visionar este magnífico vídeo resumen para comprobar si sigue pensando que se falta al respeto a alguien:

One thought on “Confusión política sobre el Racismo en Alcoy

  1. Una señora viene de otro país, se instala en Alicante, donde parece ser que hasta ahora ha sido muy bien acogida y, sin tener ni la más remota idea de la historia local (y lo más grave, sin que se le vean trazas de interesarse por ella) se dedica a montar una campaña de desprestigio contra la Cabalgata de Reyes de Alcoy, probablemente porque es el recurso más a mano que ha encontrado para darse bombo.
    Si ella y su partido demuestran tan poca falta de seriedad a la hora de actuar, resulta muy, pero que muy arriesgado, darles el voto en cualquiera de las elecciones (municipales, autonómicas o generales), ya que parece que su principal interés es sembrar polémicas estériles y discordia entre la gente.
    Después de esto, a ver cuántos alcoyanos defienden a este partido político y a sus representantes.
    Y a la señora Bohano le ruego encarecidamente que lea y se informe de la historia local, antes de dar patadas a una tradición que parece empeñada en ignorar. Aparte de eso, los complejos actualmente tienen una psicoterapia estupenda sin necesidad de ponerse a agredir al personal.
    Bon Nadal a tots.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.