Hace 40 años aterrizaba en Londres un grupo llamado Ramones para dar un concierto en directo. El grupo se formó en el año 1974 en el populoso distrito de Queens de Nueva York, tocando versiones de otros grupos. El inconfundible Joey Ramone junto a  Johnny Ramone, Dee Dee Ramone y Tommy Ramone serían sus fundadores. También se integrarían en algún momento de los 22 años de existencia de la banda: Marky, Elvis, C. J. y Richie Ramone. Resulta de lo más curioso que siendo un grupo que no transcendía ni trascendió nunca en su país (ventas), tuviese en Londres tan fantástica acogida, de modo que seguidores de la banda de toda Europa (poca cantidad pero de todas partes) querían escuchar su sonido estridente.

¿Por qué primero en Inglaterra? Sencillamente por que los primeros conciertos de Ramones fuera de Nueva York, en el año 1976, compartieron cartel con la banda inglesa Dr. Feelgood, llamando la atención de los promotores británicos. El 4 de julio de ese mismo año darían su primer recital en el Roundhouse de Londres junto a sus compatriotas The Flamin´ Groovies y los ingleses The Stranglers. Aquel mítico primer concierto “abriría los ojos” y despertaría la inventiva musical de los jóvenes londinenses, dando “motivos” para consolidarse a las posteriores bandas míticas del Punk como Sex Pistols o The Clash, cuyos componentes no acudieron al primer concierto puesto que actuaban (y juntos) esa misma noche.

Las personas y sobre todo artistas que en los años 70s decían: “el Rock & Roll ha muerto”, todavía no habían escuchado el “ataque aéreo”, las guitarras “sierra mecánica” de un incipiente grupo neoyorquino, de un grupo que inició la corriente músico-cultural Punk, Los Ramones, y que han pasado a la leyenda del Rock cuando el último de sus componentes decía adiós hace ahora tres años. Sirva este post como homenaje y reconocimiento y, porqué no confesarlo, dedicado por uno de sus más fieles seguidores desde que los escuché por primera vez allá por el 79. Como recuerdo emotivo, me queda el último vinilo que he comprado en mi vida, uno de sus conciertos míticos en directo (1991), grabado en Barcelona (loco live), y que comienza con un emocionante desafío de Joey: ¿Qué pasa tíos?

Si el grupo Ramones es considerado como dioses de la música rock, se lo debe especialmente a la contribución de España y Argentina, lugares donde se les respetaba y seguía masivamente (se sigue todavía), algo que nunca ocurrió en Estados Unidos ni en lugar alguno que se pueda comparar (salvo quizás el Reino Unido): “Guitarras motosierra” que han traspasado las barreras del idioma con un sonido rápido, duro y contundente, casi como una sesión de electro-shock que te traslada a la cuarta dimensión del espacio-tiempo. En ningún otro lugar como en España y Argentina conectaron tanto con el público estas estrellas del Rock & Roll, que cambiaron el concepto musical y estético en 1976 al grito “cursi” de “Hey Ho, Let´s Go”, dando un nuevo sentido a la composición musical juvenil.

No lo digo yo, es una opinión de la mayoría de artistas del Rock del mundo entero: “sin los Ramones, el Rock habría muerto”, sin duda insufló un nuevo aire e influenció en las nuevas generaciones para que no se involucraran por completo en las demás tendencias que surgían, como la música Tecno, por ejemplo. Pero existe un detalle musical que no comprendo. ¿Cómo se puede estar influenciado por los Stooges y MC5 y crear ese sonido nuevo e inconfundible que sería el sonido Ramones? Para situarnos a principios de los 70s musicalmente debemos escuchar Genesis, Yes, Deep Purple, Led Zeppelin, etc., etc., bandas con guitarras y voces “alargadas”, primando el Rock Sinfónico y los solos de guitarra, así como voces y letras más o menos “ilustradas”, sin pretenderlo, todo bastante decadente e influenciado por la psicodelia. Por eso despuntaba con fuerza la música Disco y el Tecno en oposición a las baladas del rock más duro, reblandecido por el éxito de ventas. Por eso James Brown y otros artistas clamaban por la muerte del Rock. Era imposible que con semejante panorama Ramones obtuviese éxito ni mérito alguno, ya que su nueva filosofía era radicalmente opuesta: letras absurdas y casi siempre sin sentido, sin un mensaje claro, canciones cortas (otros grupos superventas incluían temas de hasta 17 minutos de duración), conciertos frenéticos, sucediéndose las canciones sin pausa, “mala calidad” del sonido, como si estuvieran embutidos en un garaje y un desesperado sentimiento de saltar sin descanso. Hasta 1978 no compusieron temas de más de 3 minutos de duración.

Primera actuación en España (Madrid):

Ramones no conseguirían un Disco de Oro hasta el año 1988 y resulta curioso porque la primera mitad de los años 80s casi todos los chavales imitábamos de cerca o de lejos el estilo Punk, el estilo que marcó Ramones, con la chupa de cuero negra, botas militares, pantalón negro, cabellos estudiadamente “estrafalarios” y una gran altanería en el comportamiento. Los contrastes en las vestimentas, dependiendo de los estilos musicales que nos atrajesen, daban a esta Década Prodigiosa de los 80s una riqueza visual difícil de superar. Pasear por las calles y zonas de marcha de Valencia en esta época, por ejemplo, resultaba todo un espectáculo. ¿Hubiesen surgido Kaka de Luxe, Parálisis Permanente, Los Nikis y tantos otros grupos españoles (“Movida Madrileña” concretamente) de los 80´s sin Los Ramones?

Ramones en Valencia

Joey Ramone: Jeffrey Hyman, es el solista que sorprende en todos los aspectos, tanto físicos como psicológicos. Su familia lo define como un chico introvertido y con “ciertos problemas de carácter maniático-compulsivos”. No resultaba fácil la convivencia con él y hasta con los amigos del grupo era un continuo sinvivir, con discusiones acaloradas y absurdas por cualquier motivo. Pero así eran y son los genios: una vez metido en su materia se transformaba. La música era su elemento, su música lo convertía en algo genuino e irrepetible, otorgándole toda la personalidad a Ramones. Con su fallecimiento (2001) cinco años después de la disolución del grupo, la posibilidad de retorno de la Banda sería imposible.

Última entrevista a Joey Ramone (año 2000)

En 1989 salió de la Banda el bajista Dee Dee Ramone: Douglas Glenn Colvin, compositor de la mayoría de los temas. Aunque siguió componiendo algunos temas para Ramones, se notó en falta a este gran músico. Fallecería en 2002 por una sobredosis de heroína. Probablemente su salida aceleraró la disolución del grupo en 1996.

Johnny Ramone: John William Cummings fue el guitarra durante toda la era Ramones. Está considerado en el puesto 16º al “Mejor Guitarrista de Todos los Tiempos”. Johnny era del Bronx y bastante maleante, algo que supo moderar con la música. Era amigo de Tommy Ramone: Tamas Erdélyi desde antes de la fundación de la banda. Johnny mostraba una técnica muy particular con su guitarra: sin florituras ni complicaciones, pero con una asombrosa facilidad de tocar sin errores a pesar de sus movimientos por el escenario. Sintió mucho la salida del batería Tommy en 1978, pero como él mismo decía en las entrevistas: “la vida sigue”. Johnny falleció en el 2004 a causa de un cáncer de próstata a los 55 años de edad. Tommy sería el último Ramone fundador en dejarnos, y esto ocurrió en julio del 2014 a los 65 años, también de cáncer.

Entrevista en Televisión (Julio de 1999)

Resulta presuntuoso decir que alguien o un grupo de personas ha sido decisivo en el desarrollo de un campo (la Música) y de la cultura en general. Cuando Ramones estaba en activo, tanto críticos como intelectuales se mostraban reticentes a la hora de reconocer a esos “pirados” greñudos, siendo ahora cuando se les otorga un lugar en el “Salón de la Fama”. Solamente otra minoría de “pirados” concedíamos méritos a los neoyorkinos, aunque “oficialmente” el Punk comenzó con la película Taxi Driver de De Niro, según dicen. Los que vivíamos todas esas “locuras” musicales de los 80s, nos sorprendemos ahora de la gran cantidad de tendencias musicales que coexistían, algo irrepetible y que quería demostrar que los ciudadanos no nos conformamos con los dictados de la sociedad. Ahora todos vestimos igual y se escuchan los mismos ritmos “latinizados” por todo el mundo, sin apenas contrastes ni atractivo singular. De otra manera, te llaman “nostálgico”. Quizás con la muerte de Ramones podamos decir, ahora si, que el Rock & Roll ha muerto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>