trujillo

Casi en el Centro de la Provincia de Cáceres, sobre un cerro que domina una extensa llanura, se asienta la Ciudad de Trujillo. Esta bella estampa extremeña conserva intacto su perfil medieval, casi como si viajásemos en el tiempo y eligiésemos el siglo XV, con un poderoso castillo en lo más alto, construido desde tiempo inmemorial, reforzado entre los siglos IX y X por los musulmanes y ampliado en el XIV y XV, esta vez por los cristianos. Bajo la protección del Castillo de Trujillo y siguiendo un perímetro amurallado, se desarrolló su núcleo urbano, configuración que con más o menos grandiosidad (según la época) domina una extensa dehesa desde la Prehistoria.

r_castillo_trujillo_

Trujillo ha recorrido los periodos prehistóricos e históricos con una relevancia predominante y solamente la capital Cáceres la ha superado en importancia y grandiosidad en determinados momentos. Son numerosos los restos arqueológicos hallados por su término municipal de época prehistórica, incluidos castros delimitados por accidentes naturales que se aprovechaban como abrigos para combatir el clima y defensas que otorgaran ventaja contra posibles incursiones. Probablemente Trujillo permaneció ininterrumpidamente hasta nuestros días por poseer las mejores condiciones y gran cantidad de materia prima para la construcción más resistente: el granito.

plaza-mayor-de-trujillo

El asentamiento celtíbero sería embellecido por los romanos, que modificaron su topónimo ancestral para llamarlo Turgalium. En esa época se le declaró Prefectura en una Organización Romana dirigida por la gran capital lusitana Augusta Emerita (Mérida), que se encuentra a 112 kms. La Calzada en dirección a Caesaraugusta (Zaragoza) que unía ambas capitales tenía su paso por Trujillo. Así que no es de extrañar que se conserven numerosos restos de la cultura romana. Tras ese periodo los Pueblos Bárbaros se asentaron, sobre todo los visigodos, aunque Trujillo continuó siendo fundamentalmente una cultura hispano-romana con el cristianismo muy arraigado hasta la llegada de los musulmanes. También durante la dominación árabe, Turyila sería un importante centro comercial, cultural y defensivo de la región, dependiente esta vez de Badajoz, aunque de gran poder para configurarse como futuro Reino de Taifa.

gastronomia trujillo

Pero la época que daría a Trujillo su personalidad y fama a lo largo y ancho del mundo serían los tiempos de la Reconquista y los inmediatamente posteriores. En esa época se curtieron numerosas Familias que vivían por y para la Guerra, algunas asentadas para gobernar los territorios concedidos por sus hazañas bélicas y otras nativas, que engrosaron sus tierras y privilegios. Por casi tres siglos, generaciones de trujillanos se vieron envueltos en conflictos, primero para someter a los árabes y luego en las disputas territoriales entre los reyes leoneses y castellanos. A finales del siglo XV Trujillo era una gran ciudad de casi 5.000 habitantes y con grandes arrabales construidos fuera del recinto amurallado. Capital de Provincia, los distintos monarcas le fueron concediendo fueros y hasta mercado franco (por Enrique IV de Castilla). El Descubrimiento de América daría una excepcional “salida” a todos esos Hidalgos que quedaron “ociosos” y que ansiaban emular las hazañas de sus progenitores.

casamuseopizarro

Francisco Pizarro, Diego García de Paredes y Francisco de Orellana son los tres personajes más universales de Trujillo por conseguir la insólita gesta de explorar y conquistar todo un continente (Sudamérica), pero fueron centenares los trujillanos que se aventuraron a lo indómito, con más o menos éxito. El Patrimonio Arquitectónico de Trujillo nos da cuenta de la grandiosidad del momento. De esa época se conservan numerosos palacetes y casas solariegas, capillas, hospitales y otros restos que se construyeron por orden de aquellos indianos que regresaban con las “manos llenas”. Su casco antiguo está declarado Bien de Interés Cultural desde 1962. Seis monumentos de este Conjunto son además de gran valor histórico-artístico, como su Plaza Mayor, La Iglesia de Santa María la Mayor, el Palacio de la Conquista, el Palacio de Cadena, el Palacio de Juan Pizarro, el Palacio de San Carlos, además de su antigua Plaza de Toros.

chiviri trujillo

A parte de numerosos edificios religiosos, civiles (casa natal y familiar de Pizarro) y militares históricos, Trujillo posee una rica tradición gastronómica y sus Festividades tradicionales son muy llamativas, como el Chíviri que se celebra cada Domingo de Resurrección. El cuidado a los visitantes le ha animado a la apertura de interesantes museos, bares y restaurantes donde probar las recetas autóctonas, como las migas extremeñas, los buenos quesos (XXXI Feria del Queso) y vinos de la tierra, moraga, frite de cabrito, prueba del cerdo, ternera y varias sopas muy sabrosas. Viajar a Trujillo supone una experiencia única para conocer el espacio donde se desarrollaron los acontecimientos que llevaron a la Conquista de América, en su escenario original y casi intacto desde el siglo XVI.

Toni Ferrando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>