La Semana Santa se vive en toda Andalucía con una gran devoción y son numerosos los lugares recomendables para visitar por estas fechas, para seguir los actos religiosos, pero también para conocer la Historia de cada lugar recorriendo sus monumentos, características culturales y Gastronomía. Dentro de Andalucía me encanta la ciudad de Málaga en estas fechas por la riqueza de elementos que aporta en todos los sentidos a esta celebración de carácter nacional.

En Málaga tienen su origen casi todas la cofradías en el siglo XVI, conociéndose al menos cinco de ellas. Aunque bien es cierto que se celebra la Semana Santa desde mucho antes, es con la entrada de los Reyes Católicos en 1487 el momento que pone fin a la cultura predominante en el Antiguo Reino de Granada, para dar paso al Cristianismo y a todo lo que conllevaba. En el siglo XVII, bajo la influencia del artista Pedro de Mena, surgiría gran cantidad de imagineros malagueños y muchas de las piezas procesionales tienen sus modelos genuinos de finales de este siglo y de todo el siguiente, con artistas surgidos de esta Escuela Malagueña también durante el siglo XIX como Antonio Gutiérrez de León, nieto de también grandes artistas, y cuyo Cristo de Mena custodia la Guardia de Honor de la Legión, condecorada recientemente por el Ministerio del Interior por su espectacular despliegue con este Cristo de la Buena Muerte.

El recorrido oficial procesional comienza en la Alameda Principal y corre por la rotonda del Marqués de Larios, por la calle del Marqués de Larios y finaliza en la calle Granada. Tras este obligado trayecto, cada cofradía decide el suyo propio de retorno a sus sedes. Las hermandades no suscritas a la Agrupación de Cofradías escogen sus recorridos propios y suelen desfilar en días fuera del Domingo de Ramos y Viernes Santo. Cada Trono (pasos en la mayor parte de España) suele estar dividido en uno dedicado a Jesucristo, con el motivo evangélico concreto, y el segundo a la Virgen. Cada nazareno que no transporta el Trono, porta velas, cruces, estandartes, el Libro de Reglas o algún objeto concreto de la Cofradía que representa. La Semana Santa Malagueña es una de las más multitudinarias de España.

La Catedral Basílica de la Encarnación es el punto más visitado en estas fechas por feligreses y visitantes de toda la ciudad y turistas en general. Es un precioso edificio de estilo gótico comenzado a construir en el año 1528, en el mismo lugar donde los Reyes Católicos ordenaron erigir un templo cristiano. En estas fechas señaladas se engalana para celebrar numerosas actividades, tanto de culto sagrado como vinculadas a las cofradías e incluso culturales, sobre todo musicales. Por cierto, y hablando de música, las bandas de cornetas y tambores que acompañan los desfiles son un invento malagueño, surgido en el año 1911 (Bomberos de Málaga).

El Cristo de la Sangre, la Liberación del Preso (Procesión de El Rico), El Bandido Zamarrilla y La Subida al Monte Calvario (hasta la Ermita del Calvario), las esporádicas saetas dedicadas a Cristo o la Virgen, y los acompañamientos militares como el de la Legión, que ponen la piel de gallina, son actos que no os podéis perder.

La semana del 10 al 16 de abril se celebrarán los actos religiosos más importantes, aunque se suceden también antes y después dependiendo de cada cofradía. En cuanto a los demás actos culturales, son numerosos los programados por toda la ciudad, así como numerosos son también los restaurantes y bares que preparan vituallas para los visitantes, momento estupendo para probar la riquísima gastronomía local: pescaíto frito, ajoblanco, migas, la porra, ensalada malagueña, bienmesabe, etc., sin olvidarnos de la repostería tan rica, como los pestiños de vino dulce.

Toni Ferrando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.