Sólo existen siete años jubilares perpetuos en el mundo. Roma, Jerusalén y Santiago de Compostela son las rutas de peregrinación más antiguas y famosas. Recientemente tienen concedidas la Bula Papal Caravaca en Murcia por su famosa Cruz de Caravaca, cada siete años desde 1998. Urda en Toledo por la sagrada imagen del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz, cuando el 29 de septiembre caiga en domingo, desde 1994. Valencia en honor al Santo Cáliz de la última cena, cada cinco años desde el 2014. Y por último el que nos ocupa en este post, en honor al Lignus Crucis (fragmento de la Cruz de Cristo), que se custodia en Santo Toribio de Liébana y que celebra su Jubileo desde el año 1512, más de 5 siglos de peregrinación por el Camino Lebaniego en Cantabria, declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO

El origen del término “jubileo” proviene de una raíz hebrea adaptada al latín y hace referencia al “cuerno que sonaba en año sabático”, que adquiere en el latín el significado de “júbilo y esperanza”. El Jubileo está asociado siempre a un camino de peregrinación, donde se veneran las reliquias de santos u objetos de relevancia en el mundo cristiano. La más antigua ruta de peregrinación nos lleva a Jerusalén, que se celebra desde al menos el siglo VII, y su meta es visitar el Templo del Santo Sepulcro. Desde el siglo IX el Camino de Santiago se convierte en la ruta preferida por los cristianos de toda Europa, cuya ruta norte pasa precisamente por Cantabria y por Liébana (aunque no llega a recorrer todo su valle), pero coincide varios recorridos, por lo que la convierte en única en el mundo.

Tras la Bula del Papa Julio II del 23 de septiembre de 1512, se otorga el privilegio de celebrar el Año Jubileo en el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, en honor al fragmento más grande que se conserva actualmente de la Cruz de Cristo. A los peregrinos se les ha llamado cariñosamente “cruceros”. Se celebra cada 16 de abril, siempre y cuando caiga en domingo. Desde entonces, cada jubileo ha sido todo un acontecimiento espiritual para los cristianos de Europa, tanto católicos como ortodoxos, debido a la continua mejora de las vías de comunicación y la siempre buena acogida que han tenido los peregrinos por esas bellas tierras.

Las infraestructuras resultan cruciales para que los peregrinos continúen hasta su meta, y no basta con unas buenas carreteras y caminos, además se han ido adaptando a los tiempos los alojamientos y servicios de todo tipo. A pocos kilómetros del Monasterio de Santo Toribio, encontramos un área balnearia cuyas aguas termales brotan a casi 60º, justo a la entrada del Valle de Liébana, en el municipio de La Hermida. Se trata de un complejo balneario que incluye varios hoteles, mucho aire puro y belleza paisajística. Además se puede beneficiar de las aguas curativas en sus circuitos termales, con modernas instalaciones para el tratamiento de traumas de distintas afecciones o simplemente relajarse tras las cansadas jornadas de peregrinaje.

En un radio de 20 kms podemos encontrar todo tipo de alojamientos, desde los más modestos, como los distintos albergues, hasta hoteles de cuatro estrellas. La gastronomía de Cantabria es también muy famosa, por sus quesos y otros lácteos, su carne sabrosa y los pescados y mariscos del Cantábrico. Muchos peregrinos aprovechan la ocasión para alojarse en Santander y realizar a pie desde allí su peregrinación hasta el Monasterio. Sería una buena fórmula para conocer además otros aspectos culturales de esta hermosa Comunidad Autónoma. Aunque podéis informaros de las rutas y alojamientos en las distintas páginas web que facilitan los distintos ayuntamientos, o descargar mapas en la página del Camino Lebaniego . Según tengo entendido, esta ruta será la primera en disponer de wi-fi en todo su recorrido.

Toni Ferrando.

One thought on “Año Jubilar Lebaniego 2017

  1. Pingback: El Paraíso de Hera en el Balneario La Hermida | qvo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>