El 14 de mayo de 1983 fallecía en accidente de tráfico Eduardo Benavente, músico que componía, tocaba y ponía la voz cantante en el grupo Parálisis Permanente, pioneros en España y el Mundo del estilo Punk-Gótico o Rock Siniestro. Al igual que otras estrellas españolas malogradas, como Nino Bravo o Cecilia, víctimas de la velocidad sobre las cuatro ruedas, todos ellos comenzaban a despuntar en el firmamento internacional de las Estrellas de la Canción, con un talento nato e insólito que Dios o la Fortuna nos privó de disfrutar por más años.

Eduardo Benavente Pérez nació en Madrid un 30 de octubre de 1962. Ya con 16 años tomó contacto con todos los más importantes protagonistas de la “Movida Madrileña” que en los años 80s deslumbraría a propios y extraños por su cantidad y calidad. En 1978 coincidió con Toti Árboles y Nacho Cano en el grupo Prisma, pasando en esos dos primeros años de actividad musical por varias y efímeras bandas. En 1980 se unió a Alaska y los Pegamoides para tocar la batería y la guitarra. Sería en ese momento cuando surgió el talento para darle el estilo definitivo a su creatividad. Compuso los temas “Volar” y “El jardín”.

Pero Alaska giraba inconscientemente (o no) hacia una música más comercial dado el éxito que estaba consiguiendo. Se estaba saliendo del estilo que a Eduardo más le gustaba y que tenía en mente. De hecho grabó el tema “Jugando a las Cartas” ya en 1979, tema que no vería la luz comercial hasta 3 años después. Así que formó un grupo paralelo al que llamaría Parálisis Permanente, donde podría darle el aire y los acordes definitivos a sus creaciones. En 1981, junto a su hermano Javier, Johnny y su hermano Nacho Canut, más otros grandes artistas que despuntarán posteriormente y que colaborarían esporádicamente, como Ana Curra, su novia, Jaime Urrutia (Gabinete Caligari), Rafa Balmasera (Derribos Arias, Glutamato Ye-Ye), etc.

La efervescencia de la música pop-rock en España confluyó en Madrid en los años 80s. A la Capital llegaban todos los estilos y los mejores músicos jóvenes desde todas las latitudes. En Vigo surgieron numerosos y buenos grupos que se confundieron a los venidos de Valencia, Cataluña, Andalucía, etc, nacía la “Movida Madrileña”. Si tuviese que poner un inicio a toda esta confluencia, lo llamaría Kaka de Luxe, lo llamaría Carlos Berlanga (hijo del excelente director de Cine valenciano), con Manolo Campoamor y Fernando Márquez el Zurdo. En toda esta confluencia de buenos artistas jóvenes y con ganas de “sorprender a la peña”, apareció Eduardo Benavente para aportar algo distinto al estilo “Ramones”, guía fundamental de los componentes de Kaka de Luxe y de la mayoría de músicos y estilistas de aquella joven generación. Por eso no creo descabellado decir que Eduardo fue pionero en el Rock Gótico, pues dicho estilo todavía no había surgido más que en recónditos rincones de Alemania, Reino Unido y Estados Unidos sin conexión comercial alguna todavía. Bien es cierto que Olvido (Alaska) compuso numerosos temas de gótico, por eso no quiero desmerecer su influencia, para mi del mismo valor, aunque me gusten más las composiciones de Eduardo.

Cuando compré el album “El Acto” de Parálisis Permanente no sabía que era una edición limitada de 1000 vinilos. Todavía lo guardo y recuerdo que lo adquirí en Valencia y que sólo llegaron a la venta unos pocos, con la suerte de que un amigo lo reservó pues era proveedor de una famosa área comercial de la Capital del Turia. En los siguientes años se editaron partidas de 3 y 5000 vinilos anuales y ya son decenas de miles los discos de ese único álbum de la Banda vendidos, sobre todo tras el accidente que imposibilitaba más obras en el futuro. Se ha convertido en un álbum mítico y Eduardo en un artista de culto.

 

 

EL PAÍS

16 MAY 1983

Eduardo Benavente Pérez, miembro del antiguo grupo musical Alaska y los Pegamoides, falleció el sábado, sobre las cinco de la tarde, en un accidente de automóvil ocurrido a la altura de la localidad riojana de Alfaro. Eduardo, de 20 años y natural de Madrid, viajaba en un Seat Ronda, matrícula M-3458-EX, junto con Ana Isabel Fernández, de 24 años, que conducía, y Jorge Árboles Sánchez, Toti, componentes, junto con él, del grupo Parálisis Permanente, creado a raíz de la disolución, el pasado mes de octubre, de Alaska y los Pegamoides.A la altura del kilómetro 17 de la autopista A-68, en el término de Alfaro, en medio de una gran tormenta con agua y viento, el coche se salió de la carretera en una curva por causas que aún se desconocen y dio varias vueltas de campana.

En el accidente resultaron también heridos Ana Isabel con fractura de clavícula y diversas contusiones, y con lesiones de carácter leve Jorge Árboles, los cuales fueron llevados a la policlínica de Calahorra.

Los tres ocupantes del vehículo viajaban de León a Zaragoza, donde esa misma noche iban a comenzar una serie de galas. El grupo Alaska y los Pegamoides, que cosechó muchos éxitos dentro de la música moderna en los últimos años, estaba formado en el momento de su disolución por Olvido (Alaska), Ana Isabel, Eduardo Benavente, Jorge Árboles (Toti) y Nacho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>